César Valdez domó a los Toros y el Licey gana por blanqueada

Compartir

DIARIO LIBRE

Nathanael Pérez Neró

SANTO DOMINGO.- Los azules llegan a 31 victorias y siguen en la carrera por el primer lugar.

Mientras en la liga se decide si el Licey obtendrá un triunfo extra por errores burocráticos de las Águilas en el terreno la tropa azula no cede, detrás de ese primer lugar hasta el último out. El jueves, los Tigres blanquearon en el Quisqueya a unos Toros ávido de un resultado positivo, de la mano de César Valdez.

El derecho trabajó seis entradas de solo cuatro hits y propinó cinco ponches para obtener su sexta victoria y comandar el triunfo 3-0 sobre los bovinos.

Valdez (6-0, 1.51) terminó su labor en la fase regular en muy buena forma, con una salida de 63 lanzamientos. Luego pasaron por el montículo Justin Grim, Hansel Robles y Jairo Asencio, que salvó su partido 14, para completar una labor que dejó en solo cinco inofensivos imparables a los romanenses.

Sergio Alcántara jonroneó, mientras que Oneil Cruz disparó tres imparables, con una vuelta anotada, dentro de una artillería que produjo 10 incogibles, entre ellos dos de Emilio Bonifacio y Miles Mastrobuoni.

Los felinos mejoraron a 31-16 y los taurinos cayeron a 18-30, un resultado comprometedor en sus complicadas aspiraciones. Alen Hanson pegó de 3-2 para ser el mejor por los derrotados.

Las carreras

Los azules comenzaron a definir el partido en la segunda entrada. Tras Lorenzo Quintana fallar con línea al torpedero y Taylor Kohlwey poncharse, Johan Rojas sacó rodado por la antesala que el inicial que Danny Santana dejó caer. Rojas se robó la intermedia y anotó con doblete a jardín derecho de Miles Mastrobuoni.

En el tercero llegó otra vuelta con el cuadrangular abriendo la entrada de Alcántara, uno de línea por el prado derecho.

En el quinto los añiles fabricaron la tercera. Oneil Cruz pegó sencillo al derecho, luego se robó la segunda base, avanzó a tercera por passed ball del receptor David Bañuelo y anotó con elevado al central de Quintana.


Compartir