Crisis de fentanilo en EEUU daña más a sectores sociales vulnerables

Compartir

PRENSA LATINA

WASHINGTON.- El incremento de las muertes por sobredosis ocasionadas por fentanilo en Estados Unidos, además de suponer una crisis sanitaria, acarrea hoy la adopción de medidas extraordinarias contra esa droga incluso en las escuelas del país.

Un proyecto de ley presentado en la Asamblea del Estado de California, por ejemplo, requeriría que todas los centros docentes públicos desde el preescolar hasta duodécimo mantengan al menos dos dosis de naloxona, el medicamento genérico conocido también como Narcan, cuyos efectos pueden revertir el daño causado por el fentanilo.

Acorde con un reporte de la cadena CBS News, el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles comenzó a almacenar el fármaco a principios de este año después de una serie de eventos en las instituciones docentes.

“La verdadera epidemia en mi distrito es el acceso de los niños a píldoras falsificadas mortales”, manifestó el miembro de la asamblea estatal Joe Patterson, a propósito de la presentación del proyecto, al tiempo que agregó cómo las muertes relacionadas con el fentanilo en el condado Placer aumentaron un 450 por ciento desde 2019.

En California, esa droga fue responsable de cinco mil 722 muertes en 2021, según datos del Departamento de Salud Pública del estado, y solo en Los Ángeles, siete estudiantes sufrieron una sobredosis a causa del opioide este año, incluida una niña de 15 años que murió en septiembre, según la policía local.

El fentanilo, un opiáceo sintético, se extendió por todo Estados Unidos en los últimos años, y constituye la última ola de una crisis de drogas iniciada con los analgésicos adictivos y seguida por la heroína, recordó por su parte un artículo del New York Times.

Sus efectos, 100 veces más poderosos que la morfina, tuvieron que ver con la muerte de más de 70 mil estadounidenses en 2021, abundó.

En ciudades como Milwaukee, remarcó, se extiende dentro de comunidades que ya están bajo el peso de la pobreza, la desinversión y el crimen violento, y ahora luchan por controlar una droga cuyo alcance crece cada año.

Un informe federal publicado en julio apuntó que las muertes por sobredosis de drogas en los Estados Unidos, impulsadas en gran medida por el fentanilo, afectan más a los afroestadounidenses y, dentro de esta comunidad, las tasas aumentaron con mayor fuerza entre los jóvenes durante la pandemia de Covid-19, destacó el rotativo.

rgh/ifs


Compartir