Culpan en Haití a delincuencia organizada por crisis de combustible

Compartir

PRENSA LATINA

PUERTO PRÍNCIPE.- El Gobierno de Haití sugirió que la delincuencia organizada está en la base de la crisis de combustible, que golpea hoy con fuerza todos los sectores del país.

Litz Quitel, ministro del Interior y Justicia, criticó que algunas personas aprovechan la situación para hacer dinero, y obstaculizan los esfuerzos del Gobierno para garantizar el suministro estable de los carburantes.

Desde junio el país sufre por la escasez del rubro, pero la situación se deterioró en las últimas semanas cuando las bandas bloquearon el acceso a las terminales petroleras, especialmente Varreux, situado en la salida norte de la capital.

La crisis forzó el cierre de disímiles instituciones, entre ellas centros de salud, mientras bancos, medios de prensa, escuelas y otros limitaron al mínimo los servicios.

El Consejo Superior de la Policía Nacional, liderado por el primer ministro Ariel Henry, se reunió el martes para analizar la situación y encontrar alternativas que permitan la distribución de los combustibles.

El recién instalado director policial Frantz Elbé anunció el establecimiento de un dispositivo de seguridad en Varreux, emplazado en una zona bajo la influencia de la federación de bandas G-9 Fanmi et Alliés (G9 Familia y aliados).

“Se ha instalado un fuerte dispositivo de seguridad en Varreux. Lamentablemente, el combustible no puede salir de la terminal mientras otros productos como el arroz y el cemento salen del circuito”, reconoció.

Por su parte, el ministro de Defensa, Enold Joseph, denunció que 30 camiones llenos de combustible con destino al sur del país fueron desviados al mercado ilegal, y confirmó que se abrió una investigación para determinar responsabilidades.

La víspera, la Oficina Integrada de Naciones Unidas en el país, expresó su preocupación por la escasez de combustibles en Haití, que constituye un grave obstáculo para la prestación de servicios esenciales y la circulación de personas y mercancías, advirtió.

El organismo alentó a todos los implicados a tomar conciencia de la situación y hacer lo posible para garantizar el suministro seguro y sostenible de los carburantes.

oda/ane


Compartir