Datos de empleo un salvavidas para Biden en EEUU

Compartir

PRENSA LATINA

WASHINGTON.- Los más recientes datos sobre el empleo en Estados Unidos, podrían catalogarse hoy un salvavidas para Joe Biden, cuando atraviesa por uno de los momentos más débiles desde que asumió la presidencia.

El reporte de octubre, una de las noticias más destacadas de la semana en medios de prensa aquí, arrojó 531 mil nuevos puestos de trabajo ese mes, y una tasa de desempleo de 4,6 ciento, el nivel más bajo de la era de la pandemia de Covid-19.

A juicio de analistas, el impulso ayudará a los demócratas a aprobar el proyecto de ley de infraestructuras valorado en 1,2 billones de dólares, el cual navega aún en las turbulentas aguas del Congreso.

También permitiría avanzar en el paquete de gasto social más amplio Build Back Better (Reconstruir mejor) que, aunque reducido de su monto inicial a 1,75 billones de dólares, constituye el principal empeño legislativo de la agenda económica de Biden.

Para los propios expertos, el informe divulgado este viernes, marca un punto de inflexión después de dos meses de mínimas ganancias laborales, ralentizadas por el aumento de casos de Covid-19, asociado a la propagación de la variante delta del coronavirus SARS-CoV-2 en el país y el mundo.

La tasa de participación era un punto clave para la evaluación del banco central de la salud del mercado laboral en recuperación, y todavía es demasiado baja, advirtió a principio de esta semana el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.

Medios periodísticos reseñaron que, si bien los datos de empleo son favorables, llegaron demasiado tarde para ayudar a Terry McAuliffe en Virginia, quien perdió en una reñida elección para gobernador el martes frente Glenn Youngkin, primer republicano en obtener un cargo estatal desde 2009.

La derrota de McAuliffe en un estado que Biden se llevó por dos dígitos el año pasado saca a flote los enormes desafíos que los demócratas enfrentarán en los comicios de medio término de 2022, cuando intentarán mantener el control de la Cámara de Representantes y el Senado.

«Vamos a ganar esta elección», auguró el mandatario desde Glasgow, Escocia, donde participó en la Cumbre COP26 sobre el clima, al pedir el respaldo de los votantes demócratas en la cita con las urnas el pasado 2 de noviembre.

Pero los resultados no fueron los esperados y la gran prueba de Virginia para Biden y el Partido Demócrata fue un desastre, comentaron observadores.

Para no pocos expertos, las batallas internas de los demócratas en el Capitolio, entre otros factores, tienen gran culpa en la caída de los índices de aprobación del actual ocupante del Despacho Oval.

Así como de la pésima actuación de la fuerza azul en las elecciones del martes en Virginia, un estado en el cual Biden ganó por 10 puntos hace apenas un año.

jcm/dfm


Compartir