Decepcionados los peloteros con el reinició de negociaciones con MLB

Compartir

DIARIO LIBRE

SANTO DOMINGO.- La liga ofrece mejoras pequeñas en el pago mínimo.

Por primera vez desde que los propietarios bloquearon a los jugadores hace 43 días, MLB y MLBPA discutieron asuntos económicos centrales en una reunión por video el jueves, aunque sin progreso.

Las dos partes discutieron otros asuntos no económicos el mes pasado, aunque los temas discutidos el jueves determinarán en última instancia cuándo termina el cierre patronal.

MLB hizo una propuesta económica durante la sesión del jueves, que finalizó alrededor de las 2 p.m., y no fue bien recibido por el sindicato, reportaron Evan Drellich, de The Athletic, y Jeff Passan, de ESPN. Jon Heyman, de MLB Network, informó que MLB propuso aumentar el salario mínimo y poner más dinero a disposición de los jugadores Super Two, un subconjunto de jugadores que califican para el arbitraje cuatro veces en lugar de las tres habituales en función de su tiempo de servicio.

Según Heyman, los jugadores quedaron decepcionados por la postura de la liga en cuanto al impuesto de lujo, que los peloteros piden se lleve hasta los US$245 millones para 2026 y los equipos insisten en que sean US$220 MM.

La liga se mantiene también renuente a bajar de seis a cinco años el tiempo de servicio para llegar a la agencia libre.

“Parte de la preocupación proviene de la historia de las grandes estrellas que saltan de mercados más pequeños a grandes mercados cuando llegan a la agencia libre y creen que esto dañaría el equilibrio competitivo”, escribió Heyman.

No se esperaba que se llegara a un acuerdo el jueves, esta sesión tenía la intención de reavivar las conversaciones, y la pregunta ahora es qué tan rápido la MLBPA presentará una contrapropuesta. Se desconoce cuándo las dos partes realizarán otra sesión de negociación.

El béisbol es una industria de US$10 mil millones al año y la forma en que se distribuyen ese dinero está en el centro del cierre patronal. Entre otras cosas, la MLBPA busca poner más dinero en los bolsillos de los jugadores jóvenes, que constituyen una parte cada vez mayor del grupo de peloteros del juego. Además, el sindicato espera frenar el comportamiento anticompetitivo conocido como tanking.


Compartir