Dominicanos en el extranjero enviaron a sus familias US$8,912.3 millones entre enero-noviembre

Compartir

SANTO DOMINGO.- El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) informa que en el período enero- noviembre de 2022 las remesas recibidas lograron una cifra de US$8,912.3 millones, lo cual evidencia que al cierre de este año se podrían recibir flujos en torno a los US$10,000 millones, como se había estimado a inicios de año.

Respecto a la distribución de las remesas recibidas por provincias, el BCRD señala que el Distrito Nacional obtuvo la mayor proporción, un 34.9 %.

En el mes de noviembre de 2022, particularmente, las remesas sumaron US$787.0 millones, registrando, por segundo mes consecutivo, un ligero incremento interanual de 0.1 %, y con respecto al mismo mes de 2019, año previo a la pandemia, el crecimiento es de 27%. Este resultado reafirma el establecimiento del nuevo nivel de flujos de remesas mensuales en torno a los US$800.0 millones.

En ese sentido, al comparar este monto de noviembre de 2022 con el valor promediado en el mismo mes para el período prepandemia de 2015-2019, que fue de US$454.6 millones, se observa un aumento importante. Estos recursos aportados por la diáspora, sin lugar a duda tienen un efecto multiplicador sobre el consumo, la inversión y el financiamiento de los sectores más vulnerables.

El BCRD destacó también la recepción de remesas por canales formales desde otros países, como España, por un valor de US$45.0 millones, un 6.5 % del total, siendo este el segundo país en cuanto a total de residentes de la diáspora dominicana en el exterior se refiere, así como Haití e Italia, con 1.2 % y 0.8 % de los flujos recibidos, respectivamente. El resto de la recepción de remesas se divide entre países como Suiza, Canadá y Panamá, entre otros.

Respecto a la distribución de las remesas recibidas por provincias, el BCRD señala que el Distrito Nacional obtuvo la mayor proporción, un 34.9 %, seguido por las provincias Santiago y Santo Domingo, con un 14.3 % y 9.0 %, respectivamente. Esto indica que más de la mitad (58.2 %) de las remesas se recibe en las zonas metropolitanas del país.


Compartir