El Licey alcanza las 30 victorias por primera vez en 15 torneos

Compartir

DIARIO LIBRE

Nathanael Pérez Neró

SANTO DOMINGO.- Mazara y Rogers comandan la victoria que frena una racha de tres derrotas.

El Licey lleva 15 torneos sin alcanzar las 30 victorias y la noche del miércoles terminó con esa cadena. Había que irse al curso 2006-2007 para encontrar la última vez que los azules superaron la barrera, meta cumplida con el triunfo sobre los Gigantes del Cibao por 3-1 en el parque Quisqueya.

Esmil Rogers cerró más la competencia al Lanzador del Año al trabajar cinco capítulos en blanco de solo dos hits y cuatro boletos y Nomar Mazara disparó un imparable productor de dos carreras para coronar el triunfo añil.

Rogers (4-2) ponchó a cinco hombres y mejoró su efectividad a 1.43 en una campaña donde ya ha laborado en 44 episodios. Enyel de los Santos, Jean Carlos Mejía, Hansel Robles y Jairo Asencio lanzaron una entrada, cada uno, con este último consiguiendo su salvamento 13 de la campaña. El pitcheo de los Tigres dejó en cuatro hits a la ofensiva nordestana. Perdió Jorge Martínez (2-3).

Un resultado que frena la cadena de tres derrotas al hilo de los dirigidos por José Offerman, ahora con foja de 30-16, a falta de cuatro juegos para el final de la serie regular.

Los azules fabricaron sus carreras en la tercera entrada. Miles Mastrobuoni abrió el capítulo con sencillo al jardín izquierdo, se movió a la intermedia con toque de sacrificio de Emilio Bonifacio, Ronny Mauricio se ponchó, pero el receptor Carlos Paulino no retuvo la pelota y llegó a salvo a la inicial para que los azules colocaran corredores en las esquinas.

Luego Oneil Cruz recibió boleto, Yeison Asencio sacó elevado de sacrificio al left que produjo la primera vuelta y Nomar Mazara le siguió con imparable al derecho que remolcó dos carreras antes de que Lorenzo Quintana cerrara el inning con globo al central.

El descuento nordestano llegó en el octavo. Con un out, Carlos Peguero recibió boleto, Carlos Paulino despachó hit al izquierdo, un lanzamiento descontrolado de Hansel Robles permitió a los corredores moverse y Luis Liberato sacó rodado por primera que llevó la vuelta al plato, pero la amenaza terminó cuando el emergente Juan Francisco falló con rola a primera.


Compartir