El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró este lunes que su homólogo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, asumiera el tercer mandato el pasado domingo.

Compartir

RT

CIUDAD DE MÉXICO.- «Estamos muy contentos con la llegada del presidente Lula, fue todo un acontecimiento porque es el regreso de un proyecto popular, no oligárquico», expresó el jefe del Estado mexicano durante su habitual conferencia matutina.

El mandatario recordó la dura «embestida» judicial que enfrentó el líder del Partido de los Trabajadores (PT), quien pasó 580 días en prisión de manera «injusta», por lo que consideró heroico su regreso al poder.

«Lo logró, a pesar de que utilizaron muchísimo dinero, público y privado, para evitar que triunfara y lo logró con el apoyo del pueblo», resaltó López Obrador.

Por otro lado, detalló que después de la ceremonia de investidura, Lula se acercó a la representante de México, Beatriz Gutiérrez Müller, esposa de López Obrador, para expresar su deseo de visitar el país.
«El presidente Lula le comentó [a Gutiérrez Müller] que quiere venir, que va a venir pronto, que tiene muchos deseos de estar en nuestro país», anunció el mandatario.

A propósito, López Obrador adelantó que su par brasileño siempre será bienvenido, no solo porque México y Brasil son «pueblos hermanos», sino porque sus Gobiernos comparten objetivos y una mirada en común.

En este sentido, el mandatario destacó la intención de Lula da Silva por luchar contra la injusticia y la desigualdad en Brasil, así como por mantener un proyecto enfocado en el pueblo.

 


Compartir