«En Colombia hubo un genocidio reciente»: Petro acepta responsabilidad del Estado en las masacres de Ituango

Compartir

RT

BOGOTÁ.- El mandatario pidió perdón a las víctimas de estos violentos acontecimientos que tuvieron lugar entre 1996 y 1997.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, asumió la responsabilidad del Estado y pidió perdón a todas las víctimas y familiares de lo que se conoce como ‘las masacres de Ituango’.

«Como representante hoy del Estado colombiano debo pedirles perdón a todas las víctimas, familiares, víctimas que ya no nos pueden acompañar porque fueron asesinadas por el mismo Estado, un Estado asesino que no es el de la Constitución de 1991», expresó el mandatario en un acto en el Museo Casa de la Memoria de Medellín, con la presencia de las familias afectadas.

Las masacres tuvieron lugar entre 1996 y 1997, cuando el grupo paramilitar conocido como ‘Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá’ (ACCU) torturó y asesinó a 19 personas en los corregimientos de La Granja y El Aro, pertenecientes al municipio antioqueño de Ituango. Según reportes, los paramilitares, lista en mano, acusaron a pobladores de ser colaboradores de grupos guerrilleros, para posteriormente torturarlos y asesinarlos. De igual forma, incendiaron viviendas, cometieron hurtos, secuestros, y el robo de entre 800 y 1.200 cabezas de ganado, generando el desplazamiento de miles de personas hacia el resto del departamento de Antioquia.

Según la Justicia internacional, las autoridades colombianas son culpables por omisión. Además, se determinó que la fuerza pública incluso cooperó con los paramilitares.

Pese a que el fallo contra el Estado colombiano fue emitido en el 2006, tan solo esta jornada los familiares de las víctimas escucharon las disculpas del presidente de la nación. Asimismo, Petro destacó la ausencia de voluntad política por parte de los organismos públicos ante los incesantes asesinatos de civiles, incluso calificó la violencia sistémica como un genocidio contra el pueblo colombiano e insistió en la necesidad de indemnizar a todas las víctimas.

«Las investigaciones, la institución que llamamos ‘Fiscalía’ y otras no fueron capaces porque no tenían la voluntad política de descubrir los orígenes de un asesinato sistemático de civiles a lo largo y ancho de Colombia, al cual se le podría llamar ‘genocidio’, en Colombia hubo un genocidio reciente, porque han existido varios», aseguró.

 


Compartir