Esta fuente de agua sin explotar podría garantizar un suministro «casi ilimitado» de agua dulce a la Tierra

Compartir

RT

MOSCÚ.- Una de las características más elegantes de la solución propuesta es que funciona como el ciclo natural del agua.

Investigadores de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign, EE.UU., desarrollaron un enfoque innovador para abordar el problema creciente de la escasez de agua dulce en varias partes del mundo.

Los científicos recomiendan desarrollar una infraestructura capaz de recolectar el vapor de agua de los océanos como una forma de obtener agua dulce. Esta fuente, que aún permanece sin explotar, pudiera garantizar un suministro «casi ilimitado» del preciado líquido, comunicaron recientemente los autores del estudio.

«La escasez de agua es un problema global», comentó el profesor Praveen Kumar, quien dirigió la investigación. «Sin embargo, en las regiones subtropicales, […] los océanos cercanos están evaporando agua continuamente porque hay suficiente radiación solar debido a la muy poca cobertura de nubes durante todo el año», explicó.

La propuesta

Durante la investigación se evaluaron 14 lugares en todo el mundo con déficit de precipitaciones para determinar la viabilidad de una hipotética estructura capaz de capturar el vapor de agua sobre el océano y condensarlo en agua dulce.

Los científicos realizaron análisis atmosféricos y de factibilidad económica de la colocación de tales estructuras de 210 m de ancho y 100 m de alto en alta mar. Concluyeron que el rendimiento estimado de estas podría proporcionar agua dulce para grandes centros de población en los subtrópicos.

«Las regiones actuales que experimentan escasez de agua probablemente serán aún más secas en el futuro, lo que agravará el problema», apuntó la profesora de ciencias atmosféricas Francina Dominguez. De esta forma, uno de los objetivos de esta novedosa propuesta es que la solución hallada siga siendo factible frente al cambio climático continuo.

Factibilidad ante el cambio climático

«Las proyecciones climáticas muestran que el flujo de vapor oceánico solo aumentará con el tiempo, proporcionando aún más suministro de agua dulce», indicó la coautora Afeefa Rahman. «Entonces, la idea que estamos proponiendo será factible bajo el cambio climático», continuó. Los hallazgos del estudio se publicaron recientemente en Nature Scientific Reports.

Una idea revolucionaria

Una de las características más elegantes de la solución propuesta es que funciona como el ciclo natural del agua. «La diferencia es que podemos guiar hacia dónde va el agua evaporada del océano», señaló Dominguez.

«Cuando Praveen se acercó a mí con esta idea, ambos nos preguntamos por qué nadie había pensado en ello antes, porque parecía una solución tan obvia. Pero no se ha hecho antes, y creo que se debe a que los investigadores están muy centrados en las soluciones basadas en la tierra, pero nuestro estudio muestra que, de hecho, existen otras opciones», contó.

Según manifiestan los investigadores, las técnicas anteriores de reciclaje de aguas residuales, siembra de nubes y desalinización han tenido un éxito limitado. «Eventualmente, tendremos que encontrar una manera de aumentar el suministro de agua dulce, ya que la conservación y el reciclado del agua de las fuentes existentes, aunque esenciales, no serán suficientes para satisfacer las necesidades humanas. Creemos que nuestro método recién propuesto puede hacer eso a gran escala», concluyó Kumar.

 


Compartir