Este es el alimento que podría reducir en un cuarto el riesgo de muerte

Compartir

SPUTNIK

MOSCÚ.- Si bien son bastante populares en las cocinas de algunas regiones del globo, las comidas picantes no son siempre las favoritas de todos.

Sin embargo, existen evidencias científicas que muestran que el consumo de chile podría tener impactos significativos en nuestra salud.

Estudios muestran que comer pimiento tiene en el organismo un efecto antiinflamatorio, antioxidante e incluso anticanceroso. Además, es capaz de regular la glucosa en sangre y podría también prolongar la vida.

Las personas que consumen ají podrían vivir más tiempo y tener un riesgo significativamente reducido de morir por una enfermedad cardiovascular o cáncer. Esto es lo que demuestra una de las muchas investigaciones sobre el tema, presentada en la última edición de las Sesiones Científicas de la Asociación Estadounidense del Corazón.

Por ejemplo, un grupo de investigadores del Instituto del Corazón, Vascular y Torácico del centro médico Cleveland Clinic (EEUU) revisó cerca de 5.000 estudios de múltiples bases de datos para determinar los efectos en la salud de la ingesta de chile. Se analizaron los datos acerca del consumo de chile de más de medio millón de personas de Estados Unidos, China, Irán e Italia.

La investigación encontró que, en comparación con quienes rara vez o nunca comen ají, las personas que lo hacen tienen una disminución de 26% en el riesgo de muerte cardiovascular y una reducción del 23% en la probabilidad de muerte por cáncer. Además, la mortalidad por todas las causas fue un 25% más baja en los consumidores de chile que en los consumidores de comidas más suaves.

El cardiólogo Bo Xu, uno de los autores del estudio, apuntó, sin embargo, que es necesario profundizar la investigación para la obtención de datos más conclusivos.

«No obstante, de momento se desconocen las razones y los mecanismos exactos que podrían explicar nuestros hallazgos. Por lo tanto, es imposible decir de manera concluyente que comer más ají puede prolongar la vida y reducir las muertes, especialmente por factores cardiovasculares o cáncer. Más investigación (…) es necesaria para confirmar estos hallazgos preliminares», afirmó Bo Xu, citado por Science Daily.

Como sea, se sabe que los beneficios provenientes del consumo de chile se deben a la capsaicina, la sustancia que le da su característica pungencia. Este compuesto químico puede, entre otras cosas, ayudar a estimular al metabolismo y hacer que el organismo queme más calorías tanto en reposo como durante la práctica de ejercicios, apuntó Penn Medicine. Es decir, el consumo de chile también podría ayudar a las personas a perder peso más fácilmente.

El consumo de ají también se ha asociado con niveles más bajos de colesterol malo. Según Penn Medicine, incluir estos pimientos en la alimentación puede incluso reducir el riesgo de muerte por enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular en un 13%.

Un sinnúmero de factores, como otros alimentos en la dieta, la práctica de ejercicio, los hábitos de sueño, el nivel de estrés, la genética, el consumo de tabaco y el consumo de alcohol, por nombrar algunos, desempeñan un papel en la salud del organismo. Así que, si bien el chile puede tener un impacto positivo, un estilo de vida saludable en diversos aspectos es lo más recomendable para lograr vivir una vida larga y libre de enfermedades.


Compartir