Exigirá EEUU pruebas de Covid-19 a viajeros procedentes de China

Compartir

PRENSA LATINA

WASHINGTON.- La administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció hoy que exigirá pruebas de Covid-19 negativas a viajeros procedentes de China, a partir del 5 de enero.

Según las nuevas reglas, cualquier persona de dos años o más deberá mostrar un resultado negativo de una prueba realizada dentro de los dos días posteriores a su salida de los aeropuertos de China continental, Hong Kong y Macao, dijeron funcionarios de la administración.

El requisito se aplicará a todos los pasajeros aéreos, independientemente de su nacionalidad y estado de vacunación, indicaron las autoridades, aunque no especificaron cuánto tiempo estará vigente la política.

Las aerolíneas deberán confirmar el resultado de la prueba de Covid-19 o la documentación de recuperación de todos los pasajeros antes de abordar.

Mientras, los viajeros que dieron positivo más de 10 días antes del vuelo pueden proporcionar documentación de recuperación en lugar de un resultado de prueba negativo.

La medida tiene como objetivo disminuir la cantidad de pasajeros infectados que abordan aviones y podría dar tiempo a las autoridades de salud pública para identificar y comprender cualquier posible nueva variante que pueda surgir, señalaron.

Según los expertos, esta nueva reglamentación hacia China se debe a los cambios que introdujo el gigante asiático en su estricta política de cero Covid-19.

Este mes el Gobierno chino revolucionó el mecanismo sanitario, desmontó muchas medidas y simplificó otras en función de garantizar el crecimiento socioeconómico y erradicar prácticas polémicas que causaron malestar en la población y destaparon protestas sin precedentes en noviembre.

Pero al mismo tiempo el país experimenta un fuerte rebrote, que según expertos se debe a la continua mutación del coronavirus SARS-CoV-2, la llegada del invierno y la caída de la respuesta inmune en los individuos vacunados.

La oleada disparó la cifra diaria a millones de infectados y aunque los decesos por la enfermedad también aumentaron, las autoridades sanitarias solamente contabilizan a quienes fallecen por problemas respiratorios o neunomía.

China rechazó las críticas por introducir cambios en la política sanitaria, mientras Wang Wenbin, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo que el país realizó los preparativos necesarios, tiene confianza en los ajustes al mecanismo epidemiológico e implementará las modificaciones de forma ordenada y sostenida.

jcm/adr


Compartir