American Airlines desafía a Trump al ampliar sus vuelos a Cuba

Compartir

CIBERCUBA
LA HABANA.- A pesar del recrudecimiento del embargo de Estados Unidos hacia Cuba y las restricciones de viajes, la aerolínea American Airlines (AA) reafirmó este miércoles su intención de seguir ampliando conexiones con la isla.

“Se está estudiando a nivel de impacto, pero en este momento nuestro enfoque es apostar al mercado cubano a largo plazo y continuar nuestras operaciones, que siguen creciendo”, dijo a la agencia Efe Ramón Jiménez, director de operaciones de la compañía en Cuba.

Jiménez apuntó además que “desde mayo American Airlines ofrece una conexión entre Miami y la ciudad oriental de Santiago de Cuba, en junio establecerá una segunda entre Miami y Santa Clara y desde julio agregará un sexto vuelo diario entre Miami y La Habana”.

Desde el pasado 2 de mayo el gobierno de Donald Trump comenzó a aplicar el título III de la ley Helms-Burton, que permite a estadounidenses demandar a empresas que operen en terrenos o inmuebles en Cuba expropiados luego de 1959.

Una de estas propiedades sería, por ejemplo, el Aeropuerto Internacional José Martí, en La Habana, así como la aerolínea Cubana de Aviación, propiedades que fueron una vez del cubano José López Vilaboy y que luego fueron nacionalizados.

En este aeropuerto opera American Airlines y otras más de 40 aerolíneas de diversos países que podrían verse afectadas.

Asimismo, el gobierno estadounidense anunció próximas restricciones de viaje de estadounidenses a la isla que no sean por motivos familiares, lo cual podría afectar la cantidad de viajeros hacia territorio cubano.

Sobre este fenómeno, el vicepresidente regional para América de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, Peter Cerdá, dijo que confía en que las restricciones de EE.UU. no reviertan la tendencia al alza del número de vuelos desde y hacia Cuba, que podrían seguir creciendo hasta el punto de “más que triplicarse” en las próximas dos décadas.

“A nivel político esperemos que esas barreras que se están imponiendo se puedan solucionar, porque al final no solo hacen daño a Cuba sino a todos los pasajeros que quieren venir, y tiene un efecto para las compañías aéreas globales”, sostuvo.


Compartir