Vendedores ofertan flores, velas y velones en la entrada de los cementerios.

CIENTOS ABARROTAN LOS CEMENTERIOS POR DÍA DE LAS MADRES

Compartir

Miles de personas acudieron este domingo a los cementerios del Gran Santo Domingo para recordar a sus progenitoras fallecidas, llevando flores, velas y velones, así como para rezar por sus almas en ocasión de celebrarse el Día de las Madres.

Campos Santos como el Cristo Redentor, Máximo Gómez, Viejo de Los Mina, y Cristo Salvador fueron prácticamente abarrotados desde las primeras horas de la mañana por los deudos de las madres fallecidas, lo que obligó a los administradores de los cementerios a habilitar nuevas puertas de salidas para vehículos y peatones.

El Cristo Redentor y la Máximo Gómez exhibían un área totalmente recuperada, con trabajos de remodelación en sus calles y aceras, así como en la capilla de la iglesia; las tumbas y panteones se veían limpias y pintadas, y las vías de acceso iluminadas, para permitir a los deudos que honrar la memoria de sus madres con plena tranquilidad.

A diferencia de los campos santos del Distrito Nacional, los del Municipio Santo Domingo Este lucían abandonados, las calles sin asfalto, poca vigilancia, aunque obreros de la Alcaldía realizaron alguna labor de corte de maleza.

Tanto el viejo cementerio de Los Mina como el de Cristo Salvador también recibieron cientos de personas que se veían limpiando y pintando las tumbas, colocando flores y velones, para luego rezar en familia a la madre fallecida.

Como en otros años,  en la entrada de los cementerios se colocó una gran cantidad de vendedores de flores, velas y velones, así como limpiadores de tumbas, que ofertaban sus servicios a los munícipes que acudieron a recordar a sus madres.


Compartir