RAMON RAMIREZ

La Humeadora: Una fuente Hídrica de Incalculable Valor.

Compartir

 

La Montaña La Humeadora fue declarada como parque nacional para brindarle protección a una importante fuente hídrica que produce agua para alimentar los acueductos que abastecen a la capital dominicana, como son Guananito, Haina – Duey, Isa – Mana y Valdesia – Santo Domingo. Tanto las comunidades ubicadas dentro o en la zona de amortiguamiento del Parque, las asociaciones comunitarias, sus líderes y las autoridades locales fueron identificadas para realizar talleres informativos.

Con estos talleres se logró elaborar el mapa de actores claves y comunidades relacionadas a La Humeadora, establecer acuerdos entre actores claves para la elaboración del Plan de Manejo, crear un comité de trabajo con representación territorial y organizacional, así como redactar y firmar un convenio de colaboración entre comunitarios, autoridades locales, Ministerio de Ambiente y PRONATURA. De las aguas de la Humeadora dependen obras de desarrollo como lo son los primeros acueductos del país (1917 – 1924) y el más grande de la República Dominicana; así como las presas de Jigüey, Aguacate, Valdesia, Las Barías y los canales de riego Marcos A. Cabral y Nizao, en Najayo.

De la Montaña se desprenden los manantiales que producen agua hacia los cuatro puntos cardinales dando origen a los ríos Maimón, Yuboa, Guananito, Haina, Duey, Isa, Mana, Mayboa, Nigua, Mahomita, Mahoma, Banilejo, Avispa y Yuna. Este Parque Nacional se localiza en la vertiente sur de la Cordillera Central, a unos 10 kilómetros del municipio de Villa Altagracia abarcando un territorio compartido por las provincias de Monseñor Nouel, San Cristóbal y San José de Ocoa. El nombre proviene de la montaña más alta en su territorio conocida como La Humeadora debido a que en su pico se condensan nubes de vapor agua que se mantienen sobre la misma gran parte del año. La Humeadora sobresale alcanzando una altitud de 1,315 metros  con una superficie de aproximadamente 290 km².

Si en estos momentos ese parque nacional mantiene algunas de sus integridades es por el trabajo incesante y sostenible de Pro natura, que se ha empleado a fondo para que la depredación no llegue a el. “En un documento técnico y normativo que contiene el conjunto de decisiones sobre un área protegida en las que, con fundamento estrictamente basado en el conocimiento científico y en la experiencia de las aplicaciones técnicas, establece prohibiciones y autorizaciones específicas y norma las actividades que son permitidas en las Áreas Protegidas, indicando en detalle la forma y los sitios exactos donde es posible realizar esas actividades”.

 


Compartir