Política: Ciencia del Bien Común

Compartir

Por: Francisco González

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Al activismo político llega mucha gente con el supuesto interés de hacer el bien a los demás, a los pobres.

Y se puede. La persona de buen corazón puede ayudar a los necesitados desde un partido político, en opinión de monseñor, Ramón Benito De La Rosa y Carpio.

Pero, también desde los partidos se puede provocar mucho más al país, si no se respeta la vida.

Según el concepto del papa Francisco: “La política -si se lleva a cabo en el respeto a la vida-, puede considerarse una forma eminente de la caridad”.

Esta conceptualización del Francisco sobre la política como ciencia la asume monseñor, Ramón Benito De La Rosa y Carpio, quien ubica esta actividad humana tan desprestigiada, en el mundo, cono una “ciencia que busca el bien común”.

“Tenemos muchas asociaciones, fundaciones y patronatos, pero entre todos, la forma eminente de servir y ayudar a los demás sigue siendo la política”, subraya de la Rosa y Carpio en un trabajo titulado “Forma eminente de la caridad” que publica este martes en su columna UN MOMENTO del Listín Diario.

“Dentro y fuera de aquí, la llamada es que la política vuelva a ser una ciencia del bien común, una forma eminente de la caridad”, urge monseñor, Ramón Benito De La Rosa y Carpio.


Compartir