Gran Celebración del Día de San Juan, en Éibar, País Vasco, España

Compartir

 

Éibar es un hermoso e industrial municipio de la provincial de Guipúzcoa, en el país Vasco, España, con una población integrada por ciudadanos de diferentes nacionalidades.

El 55.73 % de los habitantes empadronados en el censo del 2018 nacieron en el municipio, el 33.91 % han emigrado desde diferentes lugares de España y el restante 10.36 han emigrado a Éibar desde otros países.

Y así, ciudadanos de España y otros países celebran cada 24 de junio la Noche de San Juan, una fiesta pagana que lleva un nombre religioso porque se cree que el Apóstol de Jesus, nació alrededor de esa fecha, en la que además se produce el solsticio de verano en el hemisferio norte, e invierno en el hemisferio sur.

En esta fecha, cuando el sol está en su punto más alto, es el día más largo del año en los países del hemisferio norte, y a partir de entonces, pierde fuerza y los días se hacen mas cortos. Es por ello que, esta celebración va ligada a rituales como encender hogueras para dar más fuerza al sol.

El fuego es el gran protagonista de la Noche de San Juan, y tiene dos simbologías: purificar los pecados de las personas y rendir culto al sol. En muchos países se festeja este día encendiendo hogueras en la playa. Algunas personas faltan por encima de ellas porque la tradición cuenta que los deseos que pidamos durante el ritual pueden cumplirse.

En Éibar las fiestas inician recibiendo a los dulzaineros de Estella en la calle estación. Desde ahí se dirigen todos los ciudadanos en pasacalle hacia la plaza del ayuntamiento donde un “chupinazo” dará la entrada a las fiestas de San Juan.

Durante el día se organizan distintas actividades, desde conciertos, comidas y juegos para los niños. Por la noche, en la plaza, se enciende la hoguera de San Juan, mientras los eibarreses cantan alrededor.

Una vez extinguida la hoguera, da comienzo la tamborrada donde muchos eibarreses se reúnen con tambores y con los típicos trajes para tocar las canciones que a lo largo de la historia se han mantenido.

 

 


Compartir