Expresidente DNCD Pide Transformar Policía Nacional

Compartir

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- «La situación lo dice y el pueblo lo sabe, que los grandes problemas de la inseguridad ciudadana, además del tigueraje incontrolable y aparentemente indetectable, lo constituyen los Políticos y la Policía Nacional«.

Tal concepto ha sido emitido por el exgeneral Rafael Ramírez Ferreira, expresidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), quien añade: «La Policía no ha sabido cumplir con su deber hacia la ciudadanía, siendo la seguridad su principal misión, cosa que esta que le ha quedado grande».

«Considero que el mayor problema que acarrea la Policía Nacional, se sustenta en la falta de un programa real –no solo teórico-, sobre la producción de Información que les permita convertirla en Inteligencia y esta a su vez, elaborar un mapa operacional estratégico para combatir las operaciones delincuenciales desde su origen, ya que esto le permitirá conocer el Qué; Cuando; Dónde y el Porqué».

Ramírez Ferreira plantea que la reforma de la Policía (¿?) debió ser iniciada por cambiar la concepción militar de esta institución, que no logra reducir siquiera la delincuencia.

Este exgeneral del Ejército critica que la Policía sea reactiva, no preventiva, y que abusa y es arbitraria contra los ciudadanos que primero apresa sobre un hecho.

«Me permitiría recomendar, coordinar con organismos extranjeros como el FBI y otras agencias policiales extranjeras, para proceder a una reingeniería total, iniciando por los denigrados grados y su obsoleta manera de entrenar, pero sé que sería perder el tiempo, porque esa cúpula arcaica, perversa aunque instruida, jamás permitiría que eso ocurriera», asegura Ramírez Ferreira.

Si la Policía dominicana fuera transformada como debe ser, muchos de sus oficiales quedarían fuera, por su incapacidad para adaptarse a lo que sería una cuerpo del orden moderno, que pueda «mantener y sostener el orden público y la seguridad de los ciudadanos en todos los sentidos».

El expresidente de la DCND aboga por una Policía moderna, actualizada, entrenada para sus propios fines, que con su accionar, «el pueblo pueda volver a dejar de vivir encerrado y atemorizado ante los vándalos, muchos de ellos, infiltrados dentro de la misma institución».

Ramírez Ferreira plantea la necesidad de que el país disponga de una buena Policía en un artículo titulado «Dos que influyen en la degradación de la P.N: Los políticos y ellos mismos», que escribe este domingo en su columna «Esto creo, esto pienso», que publica en varios diarios nacionales.


Compartir