Cuatro Jóvenes Heridos en Aparatoso Accidente de Transito

Compartir

Cual si fuera un episodio de una de las populares sagas que produce la televisión brasileña llena de relatos sobre la Santabiblia, sobre Esperanzas y milagros, salvaron sus vidas 4 jóvenes involucrados en un grave y espectacular accidente de tránsito ocurrido a la altura del kilometro 19 de Marginal de la Autopista de Las Américas, en las proximidades del Sector La Ureña.

Jonathan Félix, el conductor del carro Honda Civic, Color Gris; Enmanuel Mateo, de 28 años, quien conducía la motocicleta y  Luis José peña, de 19 años, quien lo acompañaba y Santo Batista, quien transitaba en esos momentos en el lugar del accidente, están vivos por la “providencia divina”, a decir de varios testigos.

Los jóvenes reciben atenciones en el Hospital Docente y Traumatológico Doctor Darío Contreras, donde se dijo que fueron estabilizados y reciben atenciones especializadas.

El estruendo del impacto saco de sus hogares a decenas de curiosos, que sumados a los que encontraban en los alrededores del accidente, y al de decenas de conductores que transitaban en ambos carriles de la autopista de Las Americas, interesados en conocer del resultado trágico de la colisión, convertirían el área en un pandemónium.

Varias damas que llegaron a la escena no podían creer lo que veían. Se ponían las manos en la cabeza al observar la posición en que había caído el carro luego de impactar la motocicleta. “Parece que voló por los aires como un pájaro”, dijo uno de los curiosos. Otro indico, “fuera de cualquier imprudencia de los conductores involucrados, sin lugar dudas alguna, aquí obro la providencia divina”.

Agentes de la DIGESSET y de Obras Publicas tuvieron que emplearse a fondo, primero para evitar la aglomeración de curiosos, y segundo, en la agilización del tránsito, ya que en pocos minutos se produjo en tapón de más de un kilometro.

En el Hospital Traumatológico Doctor Diario Contreras, donde fueron llevados los jóvenes accidentados se informo que los mismos sufrieron traumas y laceraciones de poca gravedad, pero que lo mantendrán ingresados para observación, debido a lo aparatoso del accidente.


Compartir