Esto es lo que se está haciendo en Bolivia contra el abuso sexual

Compartir

ALETEIA

BOLIVIA.- El compromiso es proteger a los menores y adultos vulnerables. Y es por eso que la Iglesia en Bolivia está tratando de agotar todos los recursos para evitar el abuso sexual. En las últimas horas un anuncio dio cuenta de lo que se está haciendo contra un crimen que ha sacudido la estantería de manera global.

Efectivamente, la Conferencia Episcopal Boliviana presentó un portal web y línea gratuita para denunciar casos de abusos sexual a menores y personas vulnerables, además de presentar una comisión encargada de investigar los casos.

En ese sentido también se ha publicado lo que se ha denominado “Líneas guías para investigar denuncias contra clérigos por abuso sexual a menores y adultos vulnerables”.

En cuanto a la finalidad de la página, lo que se busca es informar sobre los procedimientos que tiene la Iglesia en referencia a los casos de abusos.

“Los obispos de Bolivia reafirmamos nuestro compromiso, deseo y obligación, basados en la misión y enseñanza del Magisterio de la Iglesia, en cuyo nombre servimos; de proteger a los menores y adultos vulnerables, agotando recursos para evitar el abuso sexual. Por esta razón, movidos por el amor a la Iglesia, a la Santísima Virgen, nuestra Madre, haremos todo lo necesario para evitar los males que provienen de las graves faltas relacionadas al sexto mandamiento, que ofenden a Dios, causan un grave daño a la unidad de la Iglesia y a las víctimas que han sufrido tan grave falta”.

Información y documentos aquí

Violencia contra la mujer, más esfuerzos

El anuncio de las últimas horas no ha sido el único relevante de los últimos días, pues el pasado 1 de agosto se hizo referencia a otro tema que preocupa no solo a Bolivia, sino a otros países del continente y el mundo: la violencia contra la mujer.

“Muy poco ha logrado todavía la legislación vigente que no cuenta con las condiciones para incidir significativamente frente a este mal que desintegra nuestra sociedad y cuestiona sus fundamentos”, señalaban los obispos a través del comunicado titulado “Violencia contra las mujeres, grave, sintonía de una sociedad que se deshumaniza”.

Es a través de esta exhortación para que se realicen más esfuerzos que surgen –al entender de los obispos- las siguientes causas del flagelo:

“La cultura machista que pervive, el deterioro general de valores morales, la pérdida del respeto al valor sagrado de la vida, la inaplicabilidad de las leyes y la lentitud del sistema judicial, el olvido del sentido religioso y valores trascendentes, la indiferencia y complicidad, la dependencia y sometimiento económico de las mujeres, diversas formas de marginación y otros males sociales que se ensañan con ellas como el alcoholismo, la violencia sexual, la trata y tráfico de personas, la drogadicción y el narcotráfico”

“Urgimos a las instancias de gobierno, locales y nacionales, a que, en coherencia con las leyes vigentes, extremen esfuerzos para garantizar una verdadera y eficaz aplicación de las mismas, precautelando en todo momento la vida y seguridad de las mujeres. A la comunidad que presencia y sufre estos males le instamos a denunciar estos casos oportunamente y a ofrecer apoyo y respaldo a las mujeres contra represalias y presiones cómplices”, concluyen los obispos.


Compartir