César el Abusador quería entregarse si le soltaban a su mujer, y le entregaban todos sus bienes producto del narcotráfico

Compartir

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La entrega de sus propiedades, todas producto del tráfico nacional e internacional de drogas, y la libertad de su mujer, Marisol Franco, vinculada pior el Ministerio Público, a su banda criminal, eran las condiciones que ponía César Emilio Peralta (César el Abusador) para entregarse a las autoridades de la República Dominicana.

«Lleno de odio», así se muestra César el Abusador en un audio difundido por el Listín Diario, donde el influyente capo capturado el lunes en Cartagena, Colombia, como todo buen narcotraficante, aboga por el bienestar de su mujer y de sus hijos, al mismo estilo de Pablo Escobar.

«El Rey de la cocaína», como lo identifican las autoridades dominicanas dice en el audio que se encuentra en el extranjero, y pide a la persona con la que conversa vía WhatsApp que media con el «ministro», del Gobierno dominicano, para que este ordene al Ministerio Público sacar a su mujer del expediente, ponerla en libertad, y devolver los bienes adquiridos por el narco en su actividades de narcotráfico, y lavado de activos producto de esa actividad criminal.

“Yo no estoy en el país (República Dominicana) pero si a mí me sueltan en banda y no me presionan yo tomo un vuelo o busco la manera de llegar”, expresa César el Abusador en un audio difundido por Pedro Jiménez, un comentarista en el programa “El Sol de la Tarde”.

“Mi hermano mira, si mi mujer está en su casa, me dan todas esas propiedades y toda mi familia tranquila pues yo voy y me entrego, mis problemas no son tan grandes, utiliza esa vía que tú tienes con el señor ministro y yo voy contigo, yo no estoy en el país pero yo tomo un vuelo o lo hago por una vía y me comporto como un caballero, pero con esta presión yo lo que estoy es lleno de odio, lleno de odio es lo que estoy yo”, asegura el capo.

“Si mandan a Mari (su mujer) pa’ su casa y me devuelven las propiedades yo con todo gusto, soy un hombre de palabra, yo voy sin ningún tipo de problema. Me tienen que decir porque yo en una hora entro pa’ los montes y no tendré señal hasta el lunes, dos horas más voy a durar aquí, vete y haz eso y me dejas saber”, agrega César el Abusador en su conversación con quien consideraba podía mediar con el «ministro» para su entrega a las autoridades dominicanas que decían perseguirlo.

Su mujer Marisol, temerosa ahora de lo que podría venirle por su supuesto vínculo con la banda de narcos de su marido, rogaba al prófugo que se entregada a las autoridades, según este audio: “Estoy en la casa con Joaquín, con los Marshals, conversando. Te pido que te entregues hoy para que me traigan las niñas y tú te vayas con tu seguridad garantizada. Te pido para que tú recapacites”.


Compartir