Economía - Conversatorio - Debate sobre la Actualización Económica, a cargo de los economistas Pavel Isa y Henry Gebrart. Evento organizado por la Asociación de Empresas Industriales de Herrera y la Provincia Santo Domingo, y la Cámara de Comercio Dominico Francesa, y realizada en la Torre Empresarial de Santo Domingo. Ariel Díaz-Alejo/ Periódico Hoy / 15 de marzo del 2011.

El próximo Gobierno estará obligado a subir unos impuestos y a bajar otros; El Gobierno usa demasiado dinero para pagar sus deudas

Compartir

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los partidos y sus candidatos presidenciales no se atreven a tocar el tema. Hablar de subir impuestos no es gracioso para nadie, y mucho menos en un país como la República Dominicana, en el cual los empresarios evaden más del 50 por ciento del ITBIS y del Impuesto Sobre la Renta, según cifras oficiales.

Los aspirantes presidenciales callan el tema de los impuestos, sobre todo Luis Abinader, empresario y candidato presidencial del PRM, y Gonzalo Castillo, del PLD, también capitalista de altos vuelos, a costa del Estado, se afirma.

Pero, el país está obligado a aumentar muchos impuestos, para que paguen más quienes más pueden, que obviamente son los empresarios, quienes más evaden.

El ya tradicional déficit fiscal que el Gobierno de Danilo Medina no ha podido solucionar en casi ocho años con el control casi total del Estado, hay que solucionarlo.

La responsabilidad de revisar los impuestos, hacia arriba y hacia abajo, será del próximo Gobierno, producto de lo que se estima serán una accidentadas elecciones congresuales, municipales y presidenciales.

«En términos fiscales, 2020 no será un año de cambio en el curso de las cuentas públicas del país caracterizado por déficits fiscales continuos por más de una década. De hecho, será uno de profundización de ese curso», afirma Pavel Isa Contreras, catedrático de la Universidad INTEC.

Una gran parte del dinero cobrado en impuestos tiene que pagarlo el Gobierno de Danilo en deudas y amortizaciones, no pudiendo en sus casi ocho años lograr un presupuesto con recursos propios, debiendo endeudar al país con demasiada frecuencia, pese al crecimiento económico.

«La deuda, que ha financiado una proporción elevada del presupuesto público, ahora se está “comiendo” los recursos. La respuesta de la política ha sido posponer la solución, tomando más prestado y agravando gradualmente el problema», escribe el economista e investigador de INTEC.

«2020 deberá ser un año importante en términos fiscales porque la administración de gobierno estará obligada a tomar decisiones con implicaciones significativas para 2021 y los años siguientes. El desafío fiscal es, sin lugar a duda, el más inmediato a que se enfrenta la política económica porque la dinámica de la deuda y de su servicio deben ser enfrentadas de inmediato», opina Isa Contreras.

En un artículo titulado «La deuda y el desafío fiscal de 2020» que publica este sábado en El Caribe, Pavel Isa Contreras

El Banco Central «endeudándose»

«Pero además de la deuda del Gobierno Central, está la del Banco Central, que igual que la otra, no para de crecer. La forma en que esa institución ha logrado mantener bajas la inflación y la devaluación ha sido endeudándose para mantener la liquidez en la economía en ciertos límites», observa el economista.

Y, aunque los partidos evadan el tema «El país está obligado a reformar los impuestos. Habrá que bajarles la carga a unos, especialmente a quienes cargan muy pesado, y elevarla a otros, especialmente a aquellos que no contribuyen o contribuyen poco, pero en promedio, habrá que subirla. No hay otra forma de poner al Estado en condiciones para hacer lo que tiene que hacer», puntualiza Pavel Isa Contreras.


Compartir