Comandante iraní: «35 puestos vitales de EE.UU. en la región y Tel Aviv están al alcance de Irán»

Compartir

RT

MOSCÚ.- Irán castigará a los estadounidenses en cualquier lugar que esté al alcance de la República Islámica en represalia por el asesinato del mayor general Qassem Soleimani, cita Tasnim a un alto comandante de la Guardia Revolucionaria de Irán, Gholamali Abuhamzeh.

«El estrecho de Ormuz es un punto vital para Occidente y una gran cantidad de destructores y buques de guerra estadounidenses atraviesan el estrecho de Ormuz, el mar de Omán y el golfo Pérsico», ha indicado el general Abuhamzeh, señalando que Irán se ha reservado el derecho de vengarse de Washington por la muerte de Soleimani.

Abuhamzeh —comandante de la Guardia en la provincia sureña de Kermán— ha subrayado que Teherán ha identificado objetivos vitales estadounidenses en Oriente Medio «desde hace mucho tiempo».

«Unos 35 objetivos estadounidenses en la región están a nuestro alcance, y Tel Aviv —el corazón y la vida de Estados Unidos— también lo está», ha aseverado.

«Una dura venganza»

El mayor general iraní, Qassem Soleimani, ha muerto la noche de este 2 de enero cuando varios vehículos que transportaban al militar iraní y otros comandantes de alto rango de la milicia Kataib Hezbolá salían del aeropuerto de Bagdad. El ataque fue realizado bajo la dirección del presidente Donald Trump.

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, ha prometido que Teherán y otras naciones de la región «vengarán martirio de Soleimani». El líder supremo de Irán, ayatolá Alí Hoseiní Jameneí, también ha afirmado que a los «criminales» que mataron al mayor general les espera una dura venganza.

Tras anunciar tres días de duelo nacional por la muerte de Soleimani, Jameneí ha nombrado al general de brigada Esmail Ghaani como nuevo comandante de la Fuerza Quds de los CGRI.

Por su parte, el canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, calificó los ataques de EE.UU. de «acto de terrorismo internacional» y ha advertido de que esta acción «extremadamente peligrosa» tendrá sus consecuencias para EE.UU.


Compartir