Será sometida a la justicia la madre de Yaneisy Rodríguez asesinada y lanzada a un vertedero en Santiago

Compartir

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Como debe ser, Yaneris Altagracia Rodríguez, madre de la niña, Yaneisy Rodríguez, asesinada por dos criminales, incluido un «menor» de edad, quienes lanzaron su cadáver en un vertedero, ha sido reapreszada y será sometida a la justicia imputada de violar el artículo 351- 2 del Código Procesal Penal.

Yaneris, por estar tomando ron con un grupo de amigos en su residencia del paraje Barranca, sección Las Charcas, Santiago, la noche del sábado envió a su niñita Yaneisi al colmado alrededor de las 10 de la noche con 200 pesos a comprar algo, pero la bebé al parecer fue despojada del dinero, y la madre la envió estra vez a buscar el dinero, y se quedó bebiendo alcohol con sus amigos, y fue cuando la menor desapareció.

El cadáver de la niña ha sido hallado en un vertedero y de su asesinato ha sido imputado Franklin Fernández Cruz (Guille), de 31 años, y un «menor» de 16 años.

Guille ha confesado ante los periodistas y loa Policía que habría sido el asesino «menor» de edad quien le llevó el cadáver de Yaneisy a su residencia para que le ayudara a desaparecerlo, y que él trató de tener relaciones sexuales con el cuerpo de la niña.

Yaneris Altagracia Rodríguez, madre de la víctima, “Va a ser sometida a la acción de la justicia en base a lo que establece el Código Procesal Penal en su artículo 351-2”, ha explicado al Listín Diario el coronel Juan Guzmán Badía, portavoz de la Policía en Santiago.

Ramón Antonio Espinal Pérez (Checo), el padre de Yaneisy, acusa a Yaneris de responsable por la muerte de la niña por enviarla a un colmado a las 10 de la noche para quedarse tomando ron con sus amigos, provocando el asesinato de la menor.

Estando desaparecida la bebé Leticia Mercedes Rodríguez, la madre de Yaneris Altagracia Rodríguez, había denunciado que su hija no atendía a la niña por estar «chateando».

En la República Dominicana las madres que provocan la muerte de sus hijos jamás son sometidas a la justicia, quedando en la impunidad muchos de los que posiblemente sean asesinatos premeditados.


Compartir