Sanidad anuncia la compra de 31 millones de dosis de la vacuna de Astrazeneca, que llegará en diciembre

Compartir

El ministro ha anunciado que, si supera todos los filtros de seguridad, para finales de año llegarán tres millones de dosis de vacunas

La Razón

ESPAÑA.- El Consejo de Ministros ha autorizado la compra anticipada de vacunas, lo que facilitará que el país reciba 31,5 millones de dosis, de las que 3,1 millones llegarán en diciembre si el fármaco de Astrazeneca supera todos los filtros de seguridad.

Lo ha anunciado este martes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha indicado que esos 31,5 millones de vacunas, que serán de doble dosis, llegarán entre los próximos meses de diciembre y julio.

El pasado 27 de agosto la Comisión Europea firmó con AstraZeneca, en nombre de los países participantes, un acuerdo con obligación de compra que supone la adquisición para Europa de 300 millones de dosis. Ahora, el Consejo de Ministros ha autorizado que España cumpla la decisión de la Europa en materia de contratos de compra anticipada de vacunas.

Así, a través de este contrato, España va a recibir 31.555.469 dosis, de las cuales en diciembre se recibirán 3.155.547 dosis. El precio es de 2,90 euros por dosis de los cuales 1,12 serán abonados por el fondo de emergencia de la Unión Europea, y el resto, por los estados miembros.

Ahora bien, esta vacuna requiere dos dosis por inmunización, por lo que el número de inmunizaciones es la mitad de las dosis y el coste total por inmunización es de 5,80 euros, de los que 3,56 euros le corresponderán a cada estado miembro.

“Puede haber un incremento del coste del 20 por ciento, siempre que sea justificado y previa auditoría de las autoridades sanitarias europeas”, ha añadido Illa, para informar de que España va a realizar un desembolso de algo más de 56 millones de euros y, si se produjera el incremento del 20 por ciento, el precio tope se situaría en los 76 millones. No obstante, el ministro de Sanidad ha apostillado que si la vacuna no superase los ensayos clínicos, la parte que corresponde pagar a los estados miembros no sería abonada a la compañía farmacéutica.

Actualmente, la vacuna está siendo sometida a análisis clínicos en fase 3, dos en Reino Unido, uno en Brasil y uno en Sudáfrica, y está en un proceso de ‘revisión abierta’ por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés).

“Si supera los filtros, si tenemos garantías científicas por parte de los técnicos de que es una vacuna segura y eficaz, y si no hay retrasos en las cifras que figuran en el contrato, en diciembre empezaríamos a recibir las primeras dosis”, ha argumentado Illa, asegurando que “no se va a suministrar ninguna vacuna que no supere los requisitos de seguridad y eficacia que tiene que acreditar la EMA y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios”.

Vienen semanas “muy duras”

El ministro de Sanidad también ha avisado de que la segunda ola de contagios de coronavirus “no es una amenazada sino que ya es una realidad” en todos los países de Europa, incluido España, y ha solicitado a los españoles “estar en guardia y en alerta”.

Y es que, tal y como ha insistido, vienen semanas “muy duras” tanto en España como en el resto de Europa, ya que el virus “sigue presente” y circulando “entre nosotros”. De hecho, ha informado de que la tasa media de casos en Europa por 100.000 habitantes se sitúan en torno a los 400 casos.

“Estamos hablando de incidencias muy altas que ha crecido con mucha rapidez en las últimas semanas. Por tanto, la situación es preocupante y en España también”, ha dicho Illa, para pedir a la población reducir la movilidad y sus contactos sociales, cumpliendo las principales medidas de higiene que han demostrado ser más eficaces como, por ejemplo, el lavado de manos, el uso de las mascarillas, el distanciamiento social y la higiene colectiva.

Dicho esto, el ministro de Sanidad ha avisado de que el Gobierno “no quiere sustituir” a ninguna administración en la lucha contra el coronavirus, sino que su objetivo es “coordinar” a las comunidades autónomas. “Nos necesitamos unos a otros”, ha zanjado.


Compartir