Una familia australiana crema a una bebé que no era suya debido a un error del hospital donde nació muerta

Compartir

Una familia de la ciudad de Perth, Australia Occidental, cremó a una bebé que no era suya, debido a un error del hospital donde nació muerta, que la confundió con otra criatura, reporta The Sydney Morning Herald.

El error tuvo lugar en enero de 2017 y los verdaderos padres demandan ahora a la compañía que gestiona el hospital, así como a la funeraria y al laboratorio de patología locales, responsabilizándoles de lo ocurrido. Los demandantes invocan daño psicológico, que se manifiesta en ansiedad constante, miedo a los médicos, así como en ataques de pánico, detalla 7News.

“Esa no es Lily”

Rita y Chris Santorini se percataron de la equivocación una semana después del fallecimiento de su hija Lily, durante su funeral. “Llegamos al ataúd, fui a besarla y le dije a mi marido: ‘esa no es Lily'”, recuerda la madre.

En un litigio interpuesto ante el Tribunal del Distrito estatal, los progenitores consideran que su bebé fue confundida con otra menor nacida muerta una semana después del traslado de ambos cadáveres a un centro de patología perinatal local para llevar a cabo las necropsias.

Se informa que un director de la funeraria le entregó el cuerpo de Lily a la familia equivocada, que había decidido incinerar a su descendiente. Los verdaderos padres alegan que se produjo una infracción de las políticas del hospital, ya que el cadáver de Lily no llevaba una cinta de identificación antes de que lo desplazaran al laboratorio.

“Rita y Chris merecen saber con exactitud cómo sucedió esto y qué medidas se han tomado para garantizar que ninguna otra familia tenga que pasar por lo que ellos han pasado”, subrayó Dimitra Dubrow, la abogada de la familia.


Compartir