VIDEO: Crean un ‘robot-cucaracha’ que resiste un pisotón humano

Compartir

Los ingenieros de la Universidad de California en Berkeley (EE.UU.) utilizaron el mismo principio que ayuda a los insectos a permanecer en superficies verticales, llamado adhesión electrostática, para crear un pequeño ‘robot-cucaracha’. El mecanismo es lo suficientemente rápido y ágil para cruzar cualquier terreno, según un comunicado de la institución.

Hace dos años, los científicos ya presentaron un robot similar que solo podía moverse sobre una superficie plana y correr a unos tres kilómetros por hora, aproximadamente la misma velocidad que las cucarachas.

Esta vez, los ingenieros agregaron a su insecto robótico almohadillas electrostáticas en las patas. La aplicación de voltaje a cualquiera de las almohadillas aumenta la fuerza electrostática el mecanismo y la superficie, lo que hace que se adhiera más firmemente a la base y que el robot pueda girar alrededor de su pie.

Gracias a las almohadillas, los científicos pudieron controlar la rotación del dispositivo. Ahora, sus maniobras se pueden comparar con la capacidad de un guepardo de cambiar su trayectoria, según el artículo del equipo de ingenieros publicado recientemente en la revista Science Robotics.

Aproximadamente del tamaño de un sello postal, el nuevo artilugio puede moverse a una velocidad de 20 cuerpos suyos por segundo y resistir un pisotón de unos 60 kilogramos.

“La mayoría de los robots a esta pequeña escala en particular son muy frágiles”, explicó Liwei Lin, uno de los creadores del nuevo mecanismo, tras agregar que “si los pisas, prácticamente destruyes al robot”.

Parte de las fortalezas del nuevo dispositivo se debe a su diseño simple. Está hecho de una fina lámina de fluoruro de polivinilideno (PVDF), un material que se expande y contrae con la aplicación de una pequeña corriente alterna.

Esa expansión y contracción le da movilidad al ‘robot-cucaracha’. Al agregar una pata delantera y una capa de polímero elástico, los científicos lograron que la hoja se doblara de una manera que la impulsa hacia adelante.

A día de hoy, el robot está equipado con sensores de gas y está ideado para participar en operaciones de búsqueda y rescate.

Mientras tanto, los especialistas están trabajando en la creación de una pequeña fuente de alimentación y un sistema de navegación para el mecanismo. La versión actual puede funcionar hasta 19 minutos con la energía de la batería y moverse en un rango de 31 metros.


Compartir