EEUU insiste en pedir elecciones en Haití

Compartir

EFE

WASHINGTON.- El Gobierno estadounidense valoró este lunes que los dirigentes haitianos estén “trabajando juntos” para que el país avance tras el asesinato de su presidente Jovenel Moise e insistió en que quienes dirijan ahora el país tienen que encaminarlo a unas elecciones libres.

El primer ministro interino Claude Joseph, quien dirige Haití desde el asesinato del presidente Jovenel Moise, el pasado 7 de julio, dimitirá y le cederá el poder a Ariel Henry, confirmó este lunes a Efe el ministro de Asuntos Electorales, Mathias Pierre.

Henry fue nombrado primer ministro dos días antes de la muerte de Moise, pero no llegó a ser investido en el cargo, y el pasado sábado recibió el respaldo expreso de Naciones Unidas y de un grupo de potencias -entre ellas Estados Unidos- para formar Gobierno.

Al ser preguntada por esta noticia, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dio la “bienvenida” a las informaciones procedentes del país que apuntaban a que los responsables políticos del país están trabajando unidos para sacarlo adelante.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, consideró “vital” que los líderes haitianos finalmente trabajen para encontrar una forma “inclusiva” de que el país avance y prepare el camino para unas elecciones.

“Seguimos pensando que la decisión sobre quién debe liderar Haití pertenece al pueblo haitiano”, dijo Price, quien abogó por que se forme primero un Gobierno de unidad que estabilice el país y ponga los cimientos para unas elecciones “libres y justas».

Además, recalcó que el pueblo haitiano debería saber que puede contar con Estados Unidos para “construir un Haití más estable y seguro».

Sobre el hecho de que Henry vaya a asumir el Gobierno, recordó que fue el primer ministro designado antes de la muerte de Moise y recalcó que Estados Unidos no está del lado de uno u otro líder, sino del “pueblo de Haití».

Añadió que el papel de Estados Unidos en este proceso ha sido de “apoyo”, con contactos no solo con la clase política sino también con la sociedad civil, y el Gobierno de Joe Biden seguirá reclamando que Haití acabe celebrando elecciones este año.


Compartir