Republicanos acusan a Biden de provocar la “peor crisis migratoria” en la frontera sur en décadas

Compartir

RT

WASHINGTON.- En su informe también responsabilizan a los legisladores demócratas de ignorar las advertencias sobre seguridad, salud y Estado de derecho.

Un informe elaborado por republicanos de la Cámara de Representantes de EE.UU. acusó al presidente Joe Biden y a legisladores demócratas de promover una crisis migratoria en la frontera entre su país y México. Además, los hacen responsables de “ignorar las repetidas advertencias” de la oposición sobre “seguridad, salud y el Estado de derecho”.

De acuerdo con el informe revelado por Fox News, los republicanos no solo cuestionan que el Gobierno haya dado de baja medidas que buscaban detener los cruces irregulares por la frontera, como la construcción del muro iniciada por el expresidente Donald Trump, sino que también “ha instituido políticas permisivas e incentivado la inmigración a través de canales no legales”. “Mientras esta crisis continúa en tiempo real, los demócratas no tienen ningún plan —y aparentemente ninguna intención— de actuar para detener la crisis fronteriza de Biden”, agregaron.

La presentación realizada por la oposición llegó días después de que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza revelara que durante junio 188.829 migrantes fueron detenidos en la frontera, cifra que representa un incremento respecto a los 180.034 de mayo, mientras que en junio del año pasado se registraron 33.049 arrestos.

Varios aspectos de la crisis

Los republicanos definieron a la crisis como multifacética y uno de los puntos en los que hacen hincapié es el de la seguridad, debido a la detención de criminales, entre los que mencionan delincuentes sexuales y supuestos terroristas. También hacen referencia a la salud pública, argumentando los riesgos que provoca la llegada de migrantes en el marco de la pandemia, y a una crisis humanitaria, que incluye el aumento de niños sin acompañantes.

“En solo seis meses, el presidente Biden ha desencadenado la peor crisis en la frontera en décadas. Desde el primer día en el cargo, tanto de palabra como de acción, ha puesto a los inmigrantes ilegales primero y a los estadounidenses después a través de su radical agenda de fronteras abiertas”, expresó James Comer, miembro del Partido Republicano en la Cámara de Representantes.

 

Un grupo de inmigrantes cruza el Río Grande, en la frontera entre México y EE.UU., en Del Río, Texas, EE.UU., el 16 de junio de 2021.Eric Gay / AP

Además, denunció que “masas de niños han sido retenidos en instalaciones superpobladas durante una pandemia y más allá del plazo legal, las aprehensiones en la frontera sudoeste están en un máximo en 21 años, la industria del tráfico de personas está en auge y drogas mortales como el fentanilo están llegando a través de la frontera”.

Frente a esta situación, Comer aseguró que el Congreso debe “supervisar esta grave mala gestión”, pero denunció que los demócratas se negaron a celebrar audiencias. “Ya es hora de que la Administración Biden tome las medidas necesarias para restablecer el orden en la frontera de nuestra nación”, concluyó.

Más allá de las críticas, el informe también hace mención al costo que esta situación provoca a los contribuyentes y cita noticias periodísticas que muestran que el Gobierno demócrata ha otorgado al menos 3.000 millones de dólares a contratistas para albergar niños y podría necesitar 4.000 millones más en los próximos meses.


Compartir