Director de Prisiones confiesa hacinamiento y precariedades en las cárceles dominicanas

Compartir

SANTO DOMINGO.- El titular de la Dirección General de Prisiones ponderó ante los miembros de la Comisión Permanente de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados sus visitas a las cárceles para que eleven los conocimientos con relación a la realidad de los centros de reclusión del país y las precariedades de infraestructura que provocan hacinamiento.

El coronel Roberto Hernández Basilio, resaltó que con el apoyo del Poder Legislativo, el Estado dominicano podría especializar los recursos necesarios para avanzar en la reforma penitenciaria que llevará a que cada privado de libertad a tener garantizadas las condiciones que manda la Constitución y que facilitará instaurar una justicia restaurativa, que permita reinsertarlos de forma positiva a la sociedad.

El director general de Prisiones, reafirmó que la apertura del sistema penitenciario a las visitas de fiscalización a los centros de privación de libertad que desarrolla la Comisión Permanente de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, que encabeza Juan Dionicio Rodríguez Restituyo.

El coronel Hernández habló en el Congreso Nacional, en la reunión convocada para tratar sobre una visita de los miembros de la citada comisión permanente a la Fortaleza de San Juan de la Maguana, el pasado 16 de julio.

La reunión, en la que participaron más de 10 miembros de la comisión, estuvo encabezada por el diputado Santiago Vilorio Lizardo. Acudió, además, el general de brigada Ángel Camacho Ubiera, inspector general del Ejército, quien participó en representación del comandante general de ese cuerpo militar, mayor general Julio Florián Pérez.

El coronel Basilio recordó que de 21 centros penitenciarios que gestiona la Dirección General de Prisiones, 13 tienen su seguridad bajo responsabilidad del Ejército de República Dominicana, como ocurre en San Juan de la Maguana, y el resto de la Policía Nacional.
El director de Prisiones fue enfático en la disposición del Sistema Penitenciario de mostrar a la sociedad la realidad de los centros de privación de libertad y de trabajar día a día para su transformación.

Destacó que la primera iniciativa que impulsó fue la instalación de delegaciones permanentes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en recintos como La Victoria y el 15 de Azua, con las necesarias facilidades de espacio y mobiliario de oficina.

Hernández Basilio resaltó que el país requiere de la voluntad de los legisladores y de todos los sectores para el necesario impulso de la reforma penitenciaria.


Compartir