Ante una deshidratación esto es lo que debes hacer

Compartir

65YMÁS.COM

ROSA ROCH

Foto: BigStock

MADRID.-La deshidratación puede afectar a todas las edades siendo especialmente peligrosa en niños y mayores

La deshidratación es la disminución de líquidos en el organismo ocasionando una falta de agua en las células y tejidos. Si bien puede parecer algo que ocurra en zonas áridas y en momentos en los que no tenemos agua a nuestro alcance, es más frecuente de lo que parece, especialmente en verano y cuando hay una ola de calor.Además, puede estar provocada por diferentes motivos, algunos drásticos como los patológicos; y otros sutiles, como una sudoración excesiva. Sea por una causa u otra es aconsejable tomar precauciones y beber agua de manera regular sin esperar a tener sed, y prestar atención en la cantidad que ingieren los niños y las personas mayores, especialmente si tienen algún problema cognitivo o de dependencia.

Causas de la deshidratación

Ante una deshidratación esto es lo que debes hacer

La deshidratación se produce principalmente por dos razones, las cuales, a su vez, pueden estar provocadas por diferentes motivos:

* Pérdida de líquidos: en ocasiones no somos conscientes de que nuestro cuerpo va perdiendo líquido en pequeñas cantidades como al respirar o al sudar, o de manera más notoria con una sudoración excesiva al realizar ejercicio, en estados febriles, al producirse alteraciones digestivas e intestinales con vómitos y diarrea o al orinar demasiado, por ejemplo, si tomamos diuréticos.
* Ingesta insuficiente de líquidos: en este caso nos encontramos que el cuerpo no recibe la cantidad de líquidos que necesita para su buen funcionamiento y este se debe a que tomamos pocas bebidas, ya sean en refrescos, zumos o agua; no se tiene apetito, con lo que el aporte de líquido procedente de la comida también disminuye; o si tienen náuseas que impiden la ingesta de líquidos o comida.
Ambas situaciones pueden darse por separado o a la vez, lo que agrava y acelera la deshidratación.

Principales síntomas de deshidratación

Ante una deshidratación esto es lo que debes hacer

Ante la falta de agua, el cuerpo nos da unas señales a las que deberemos prestar atención. Por ejemplo, el primer síntoma de deshidratación es la sed, no necesariamente excesiva, simplemente la apetencia de ingerir líquido es una señal de que los niveles de agua en el cuerpo están bajando y es necesario reponerlos.

Otras señales que nos pueden alertar son:

* Boca seca
* Piel seca, fría y con poca elasticidad
* Cefalea
* Calambres musculares
* Sequedad de los labios y perdida de color
* Cansancio y apatía

Orina más oscura de lo normal y en poca cantidad. En condiciones normales el color de la orina es amarillo muy pálido o, en el caso de que hayamos ingerido algún medicamento o determinado alimento, podría ser de un tono más más intenso, ambarino, lo cual no exime de ingerir líquido para que el riñón trabaje con menos presión. Si se orina en poca cantidad y el color de la orina es de un tono oscuro es señal de una falta de líquido importante.

Primeros pasos ante una deshidratación

Ante una deshidratación esto es lo que debes hacer

Ante una deshidratación lo que hay que hacer es reponer los líquidos y electrolitos que necesita el cuerpo. El tratamiento a seguir lo determinará la edad, la causa de la deshidratación y, por supuesto, la gravedad.

* Beber agua es una necesidad, pero recuperar los electrolitos también. Lo mejor es ingerir una solución de rehidratación oral que podemos encontrar en las farmacias.
* Ingerir líquido en pequeños sorbos y despacio para evitar el vómito.
* Hay que reponer, como mínimo, la misma cantidad de líquido que se ha perdido. Esto es más fácil de calcular en casos de vómitos y diarrea.
* Hay que tener mucho cuidado al tomar bebidas isotónicas pues contienen bastantes azúcares.
* Si la deshidratación es importante, no dudes en llamar a emergencias para que puedan dar tratamiento profesional cuanto antes.

Visto esto, la mejor forma de evitar la deshidratación es ir reponiendo los líquidos que el cuerpo, de manera natural, va perdiendo. Ingerir agua y otras bebidas; comer alimentos con un alto contenido en agua, como fruta y verdura; y nunca obviar el primer síntoma de deshidratación: la sed. Mantenerse bien hidratado es hacer que los órganos del cuerpo funcionen sin presión, evitaremos lesiones, la retención de líquidos y nuestra circulación sanguínea mejorará, lo que se traduce en mantener una buena salud.

Sobre el autor:

Rosa Roch

Rosa Roch es redactora especializada en temas de salud, alimentación y gastronomía.


Compartir