La Operación Liberterra de Interpol se salda con más de 280 arrestos y la liberación de 430 víctimas de tráfico de personas

Compartir

RT

MOSCÚ.-Las acciones, coordinadas con agencias nacionales de orden público, involucraron a 47 países.

Un operativo de alcance global, liderado por la Interpol, hizo posible el rescate de 430 víctimas del tráfico de personas y el arresto de 286 sospechosos, según detalles de la Operación Liberterra divulgados por ese organismo internacional.

Llevada a cabo del 5 al 9 de julio, la operación involucró a agencias de orden público de 47 países e implicó unas 500.000 inspecciones en puestos de control y aeropuertos, apoyadas por datos de inteligencia y denuncias locales, señaló la Interpol en un comunicado.

Además de la misión principal contra el tráfico de indocumentados, 60 investigaciones transnacionales fueron abiertas para lidiar con la falsificación de documentos de identidad, dada la gran cantidad de papeles de ese tipo que se incautaron en el curso de los procedimientos.

Así, en el primer día de acciones, las autoridades de Tanzania arrestaron a un conductor de autobús ugandés con 169 pasaportes falsificados.

Como parte de numerosos procedimientos policiales, las autoridades de Brasil, Colombia, Curazao y Panamá detuvieron también a personas solicitadas por crímenes sexuales, narcotráfico y lavado de fondos. Seis individuos perseguidos por tráfico de personas con fines de explotación sexual fueron capturados en el Reino Unido.

Para el secretario general de la Interpol, Jurgen Stock, la operación dejó ver una vez más que “las redes criminales multinacionales bien organizadas solo se centran en una cosa: el beneficio”.

“Con 22 grupos delictivos desmantelados, también se muestra qué se puede conseguir con la interacción coordinada global de agencias del orden público”, afirmó.

Los resultados alcanzados también pusieron en evidencia un alarmante nivel de tráfico de personas desde África hacia Oriente Medio y Europa. En España se logró desarticular a un grupo criminal que por vía marítima traficaba migrantes desde Argelia a la costa española. En Macedonia del Norte fueron arrestados seis criminales que, junto con socios de Oriente Medio, explotaban a indocumentados para llevarlos a Grecia desde Afganistán, Bangladés, Pakistán y Siria.

Muchas de las víctimas localizadas durante la misión fueron rescatadas en Sudán; específicamente, 253 personas. Según el comunicado, 32 sospechosos fueron allí arrestados por tal motivo.

La agencia policial precisó que buena parte de las 430 víctimas liberadas en el curso de la operación eran menores de edad, y que algunos de ellos habían sido “coaccionados por los traficantes con amenazas de muerte para someterlos a la explotación sexual”.


Compartir