Un hombre es condenado a 205 años de prisión en Estados Unidos por asesinar a su esposa y a cuatro parientes

Compartir

RT

MILWAUKEE.- “Debí haber tenido mucho odio dentro de mí”, dijo Christopher Stokes tras conocer la sentencia.

Christopher Stokes, de 44 años y residente de Milwaukee, Wisconsin, fue condenado a 205 años de prisión tras haber sido hallado culpable del asesinato de cinco miembros de su familia.

Este martes, Michelle Havas, juez del condado de Milwaukee, sentenció a Stokes a 40 años de prisión por cada víctima, más 5 años por porte ilegal de armas. Michael Schindhelm, el procurador asistente del distrito, dijo que la sentencia era la única forma de proteger a la comunidad de la impredecibilidad de Stokes.

“Merezco todo lo que recibo”, dijo el condenado tras escuchar la sentencia. “No estoy pidiendo ninguna indulgencia. No sé qué me hizo hacerlo y lo siento. La realidad es que no puedo volver atrás. Debí haber tenido mucho odio dentro de mí. Merezco ser encerrado”, agregó, citado por medios locales.

La sentencia llega luego de varios meses, durante los cuales Stokes fue examinado por doctores para saber si el acusado podría esgrimir la enfermedad mental como atenuante. No obstante, ninguno de los doctores secundó la idea.

Por su parte, el abogado defensor de Stokes, Nathan Opland-Dobs, concluyó en el juicio que las acciones de su cliente “no son algo que una persona sana, una persona normal, haría”.

El hombre tenía antecedentes por violencia doméstica y había asistido a una clínica para tratar de controlar la ira menos de dos meses antes del crimen, ocurrido el 27 de abril de 2020. Ese día, Stokes llamó al 911 y le dijo a la operadora: “Acabo de masacrar a toda mi familia”.

La Policía local cree que el tiroteo sucedió a las 05:00 de la mañana, ya que vecinos dicen haber escuchado disparos a esa hora. Luego de llamar, Stokes esperó a la Policía afuera de su casa en compañía de su nieto de 3 años, el único superviviente del múltiple crimen.

Las víctimas fueron su mujer, Teresa Thomas, de 41 años; sus dos hijos, Tiera Agee, de 16, y Demetrius Thomas, de 14; y otros dos parientes: Marcus Stokes, de 19, y Lakeitha Stokes, de 17.

Johnny Hall, el hermano de Teresa Thomas, manifestó que esperaba que Stokes recibiera la pena máxima. “Me hace sentir feliz, no solo por mí, sino por mi hermana”.


Compartir