Esto le dejó Antonio Peña Mirabal a Roberto Furcal en Educación

Compartir

Por: Francisco González

SANTO DOMINGO.- Una deuda superior a los 17,000 mi­llones la inexistencia de una estrategia para desarrollar el año escolar 2020-2021 y la mayor parte de las escuelas en perfecto deterioro fue lo que recibió Roberto Furcal de manos del saliente ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal.

Además Furcal ha encontrado en Educación una amplia brecha digital, opioca institucionalidad, y, sobre todo, un modelo educativo arcaico.

El funcionario hizo la denuncia en presencia del presidente, Luis Abinader, quien fue invitado al acto de cierre del año escolar 2020-2021, en la explanada del Ministerio de Educación.

“Cumplí con mi palabra, hace ya casi un año cuan­do dije que salvaríamos es­te año escolar”, afirmó Abinader, lo que ha sido ripostado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), quien tuvo durante ocho años el total control del Estado.

“Esa fue mi obsesión (la evolución del año escolar), esa fue mi promesa y este es el resultado. El futuro es­tá aquí en los alumnos y los profesores”, agregó el mandatario.

Furcal defiende compras

Roberto Furcal defendió la compra de equipos para los estudiantes, la cual fue anulada por la Dirección Ge­neral de Contrataciones Públicas (DGCP), por ser supuestamente irregular.

“Nuestra gestión desa­rrolló un amplio proceso de compras, contrataciones y adjudicaciones de bienes y servicios. De dicha jornada ha quedado constancia de que ese proceso fue el más participativo, eficiente, éti­co y transparente de la his­toria del Ministerio de Edu­cación”, alegó el funcionario.

Dirección General de Con­trataciones Públicas paró en seco la intención de Roberto Furcal de comprar 45 lotes de un total de 56 contratados con unas 52 empresas ganadoras pa­ra adquirir 752 mil netbo­oks, laptops y tabletas para el desarrollo obligatorio del año escolar a distancia por la incidencia del coronavi­rus.

La disposición de compras y contrataciones data del siete de julio la anu­ló, basada en resoluciones.

“El órgano rector de las contrataciones públicas dic­taminó a través de las re­soluciones 128, 129, 131 y 135 que el Minerd deberá ponderar las ofertas econó­micas de las empresas que resultaron descalificadas, emitiendo un nuevo infor­me de evaluación y que, de existir variaciones en los lo­tes inicialmente adjudica­dos, deberán ser readjudi­cados y ratificar aquellos otros donde no existiese va­riación”, expresa el organismo.

La entidad ha pedido a Educación evaluar otras opciones para la compra de los equipos, lo que ha derivado en un conflicto que debería ser dirimido por el Tribunal Superior Administrativo (TSA), a donde Furcal y un equipo jurídico del Ministerio de Educación han elevado una instancia pidiendo la anulación de las resoluciones

 

 

 

 

 


Compartir