El segundo embalse más grande de EE.UU. alcanza niveles mínimos históricos en medio de una gran sequía

Compartir

RT

WASHINGTON.- La afluencia de visitantes al lago Powell, popular destino turístico, se ha visto mermada por las severas circunstancias climáticas.

El nivel del segundo embalse más grande de EE.UU. ha alcanzado mínimos históricos, en medio de una sequía que azota a varios estados de la costa oeste del país, informa Associated Press.

El lago Powell, gigantesco embalse situado en la frontera entre los estados de Utah y Arizona, registró la semana pasada una caída récord de su nivel de agua hasta los 1.082 metros.

El Servicio de Parques Nacionales se ha visto obligado a restringir el acceso de casas flotantes y otras embarcaciones en el embalse, que es un popular destino turístico, sobre todo en los meses de verano.

Además, debido a que los puntos de ingreso al lago han quedado a gran altura por la disminución del agua, los turistas tienen que arriesgarse bajando por acantilados. Todas esas circunstancias han afectado al sector del turismo local.

Cambio climático

El lago Powell es el segundo embalse más grande de EE.UU. por detrás del lago Mead (Nevada). Los dos almacenan agua del río Colorado y están viendo cómo sus niveles disminuyen más rápido de lo esperado, generando preocupación en siete estados que dependen de dicho río para abastecerse.

El pasado mes de julio, funcionarios del Servicio de Parques Nacionales comenzaron a liberar agua de fuentes río arriba para evitar que el nivel del lago Powell cayera drásticamente, lo que podría haber amenazado la generación de energía hidroeléctrica en el embalse.

El nivel de los lagos en otros estados de la parte occidental de EE.UU. también ha alcanzado mínimos históricos en las últimas semanas a consecuencia de una gran sequía que los ambientalistas vinculan con el cambio climático.


Compartir