Un ácaro ‘invisible’ asedia a los residentes de Washington D.C.

Compartir

RT

WASHINGTON.- Debido al tamaño microscópico de esta subespecie de arácnidos, su picadura es imperceptible hasta al menos 10 horas después cuando empiezan a aparecer las molestosas ronchas.

Una plaga de ácaros microscópicos está asediando a los residentes de Washington D.C., en EE.UU., debido a su picadura que produce una dolorosa comezón.

Estos animales, conocidos como ácaros del picor de la hoja de roble, se encuentran entre los árboles más comunes de la ciudad. Los científicos afirman que se alimentan de los miles de millones de huevos de cigarra presentes durante la primavera cuando emergieron en la capital estadounidense, pero los insectos pueden caer sobre sus víctimas desprevenidas cuando pasan bajo un árbol infestado.

Los ácaros miden unos 0,2 milímetros, lo que les hace prácticamente imperceptibles a simple vista. Debido a su tamaño, su picadura es imperceptible hasta al menos 10 horas después cuando empiezan a aparecer las molestosas ronchas, que suelen durar más tiempo que la picadura de un mosquito.

Los residentes, tanto de Virginia como de Washington D.C., han manifestado su preocupación al respecto. “Nos despertamos por la noche simplemente rascándonos”, comentó Cynthia Palmer a The Washington Post. “Es como si tuviéramos manchas de pintura blanca por todas partes ahora que estamos usando la calamina [loción]. Las llagas están rojas e hinchadas, por lo que no es bonito”.

Las autoridades de Salud han emitido alertas de cuidado después de que los residentes de Arlington, Virginia, acudieran a redes sociales para comentar que estaban experimentando extrañas ronchas molestas y dolorosas en la piel sin saber la razón.

Los expertos han advertido que no es posible evitar por completo los ácaros del picor de las hojas de roble ya que el viento puede arrojarlos hacia las personas. No obstante, mencionan que puede ser útil usar un sombrero y ropa para cubrir los brazos y las piernas.


Compartir