Exjefe de Inteligencia Nacional de EE.UU. señala a China como «la principal amenaza para la seguridad nacional»

Compartir

RT

WASHINGTON.- John Ratcliffe considera que Pekín quiere someter al país norteamericano a sus reglas en el mercado mundial.

John Ratcliffe, que entre mayo de 2020 y enero de 2021 ocupó el cargo de director de Inteligencia Nacional de EE.UU. bajo la Administración de Donald Trump, asegura que China es «la principal amenaza para la seguridad nacional», según lo expresó este domingo en una entrevista con Fox News.

«Son un competidor ilegal y deshonesto en el mercado mundial», aseveró Ratcliffe, en referencia al gigante asiático. «Pero, lo que es más importante, son nuestro adversario número uno, nuestra principal amenaza para la seguridad nacional», añadió.

En este sentido, el político republicano advirtió que desde Pekín quieren someter al país norteamericano a sus reglas y a su orden en el mercado mundial.

Acusación por el covid-19

«No hay país que haya hecho más para dañar la economía mundial o a los ciudadanos del mundo en los últimos años que China», continuó Ratcliffe, que acusó a la nación asiática de ser «responsable de millones y millones de muertes por covid-19 y de las acciones que llevaron a cabo para encubrirlo».

«Ya es hora de que tengamos un debate honesto sobre quién es China y no permitamos que se perpetren estas narrativas falsas», concluyó Ratcliffe.

El pasado mes de diciembre, cuando todavía se hallaba al frente de la Inteligencia estadounidense, también se pronunció en este sentido en un artículo de opinión, en el que afirmaba que el país asiático representa «la mayor amenaza para la democracia y la libertad en todo el mundo desde la Segunda Guerra Mundial».

«Capa de camuflaje»

«Muchas de las principales iniciativas públicas de China y de empresas destacadas ofrecen solo una capa de camuflaje a las actividades del Partido Comunista Chino», indicó, incriminando al gigante asiático en el robo de propiedad intelectual y el espionaje económico.

Según Ratcliffe, el presidente Xi Jinping tiene un «plan agresivo para convertir a China en la principal potencia militar del mundo» y para ello el gigante asiático está robando tecnología militar estadounidense.

Poco después de publicarse el artículo, Hua Chunying, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, denunció que EE.UU. está practicando «los típicos dobles raseros», y recalcó que el verdadero propósito de este tipo de acusaciones es «crear excusas para justificar el bloqueo de alta tecnología contra China», lo que, eventualmente, —dijo— «dañará los intereses de China, Estados Unidos y el mundo entero».


Compartir