La-Lista de las 10 preguntas más frecuentes sobre el orgasmo femenino

Compartir

LA LISTA

Valeria Vázquez

¿Qué es el orgasmo, cómo obtenerlo y cómo entenderlo? La sexóloga Camila Lavalle enlista las dudas más comunes.

Sin culpa, con conocimiento y sin estereotipos. Así se tiene que vivir el orgasmo femenino, que aunque no tiene porqué convertirse en el propósito y objetivo principal de un acto sexual, sí forma parte importante de nuestro camino en la búsqueda del placer y autoconocimiento.

En el caso de las mujeres, el orgasmo se ha visto empañado por una carga social fuerte en contra de la sexualidad femenina. Sin embargo, este 8 de agosto, en el Día Internacional del Orgasmo Femenino, la sexóloga Camila Lavalle, dedicada al asesoramiento sexológico e impartición de talleres y pláticas de sexualidad, placer y amor propio, recalca la importancia de entender el orgasmo y cómo éste es diferente para cada cuerpo.

Te presentamos La-Lista de las 10 preguntas más frecuentes en este tema.

10. ¿Qué es el orgasmo?

Camila Lavalle: Es una parte de la respuesta sexual humana que tenemos. No hay distinción entre orgasmo masculino y femenino, (en ambos casos) es la liberación de la tensión sexual, también se podría definir como la sensación subjetiva máxima de placer, porque cada quien vive y experimenta un orgasmo de una forma muy distinta.

Hay muchas expresiones de orgasmo. Se reportan muchas cosas, desde las contracciones musculares de la vagina, “hormiguitas” en el cuerpo, hay quienes dicen que se les van los ojos para atrás y sienten que algo se liberó. En el orgasmo estás sintiendo una acumulación de tensión y lo liberas, puedes sentir que tu cuerpo se contrae y luego libera.

Si no sabes si has tenido o no un orgasmo, (puede ser) que ya lo hayas tenido, pero estás teniendo una expectativa de cómo se debe vivir un orgasmo y a lo mejor tú no lo estás teniendo así. Tenemos que replantearnos y cuestionarnos qué significa tener un orgasmo.

9. ¿Cómo puedo obtener un orgasmo?

Es muy importante conocer cómo funciona nuestro cuerpo. Todas las personas tenemos una respuesta sexual que empieza con el deseo sexual, luego está la excitación, luego la meseta y luego el orgasmo. Para tener un orgasmo es importante estimular ciertas partes que te generen excitación, aunque los orgasmos también se pueden tener soñando y por otras estimulaciones. Tener un orgasmo se puede tanto en un encuentro sexual, como tú sola.

(Anteriormente), los orgasmos femeninos eran una receta médica. A una mujer que le decían ‘histérica’, que no seguía a su esposo, la mandaban con un doctor o con una persona que la masturbara y tuviera un orgasmo para que ‘se aliviara’. Se creía que las mujeres no deberían sentir placer, está en nuestra memoria colectiva como mujeres que no merecemos sentir este placer, y si queremos buscarlo, (dicen) que no está bien y nos catalogan como ‘putas’ y como ‘muy sexuales’.

Los obstáculos (para obtener un orgasmo) tienen que ver con las expectativas y carga que se tiene en las mujeres en torno a su sexualidad y la represión que por mucho tiempo hemos vivido, así como la educación sexual malísima que hemos tenido porque se basa en culpa y en miedos. (Hay que) desaprender todo lo que tenemos aprendido y volver a replantearnos nuevas cuestiones y nuevas formas de ver nuestra sexualidad.

8. ¿Es más fácil conseguir un orgasmo sola o con una pareja sexual?

La masturbación y el que tú tengas encuentros contigo misma es más sencillo para que puedas generar orgasmos por el hecho de que tú te conoces, tú te tocas. Es decir, si yo me estoy tocando a mí misma y estoy sintiendo, yo sé perfectamente en dónde hacer presión, porque yo lo estoy controlando. Definitivamente, en la masturbación es mucho más sencillo que puedas tener orgasmos por el conocimiento, pero la masturbación también es una buena herramienta para cuando estás con otra persona, tú saberle decir por dónde sí y por dónde no.

7. ¿Existen diferentes tipos de orgasmos?

No. No existen diferentes tipos de orgasmos, el orgasmo es uno y pueden existir diferentes vías para tener un orgasmo. Al decir que existen tipos se generan falsas expectativas de cómo debemos vivir nuestro placer.

Cada quien tiene sus propias vías para obtener un orgasmo. La más predominante es nuestro clítoris, porque su única función es darnos placer y tiene 8 mil terminaciones nerviosas, no sirve para nada más que para sentir rico. Es una vía muy interesante que podríamos explorar. Sin embargo, hay gente que reporta que le gusta mucho que le toquen los pezones, otras personas dicen que las orejas, otras experimentan muchos orgasmos por los sueños, pero las vías pueden ser muy particulares en cada quién.

Todo nuestro cuerpo es un mapa erótico y es receptor de sentir rico y de generar orgasmos, entonces es cuestión de explorar y de saber que lo que a mi hermana le gusta no significa que a mí me va a gustar.

6. ¿Es necesario tener un orgasmo siempre que se tiene una relación sexual?

Depende de la persona. La finalidad del encuentro sexual lo pones tú. Si tú quieres tener un orgasmo está bien buscarlo, pero puedes solamente tener un encuentro sexual y pasarla chido sin generar orgasmos y es válido. (No se puede medir) si un encuentro sexual es satisfactorio por si hay orgasmos o no.

El tema de fingir orgasmos pasa mucho con las parejas heterosexuales, porque no pueden tener esta comunicación con su pareja y decirles que no pasa nada si no tienes un orgasmo, es un tema cultural en el que tenemos que replantearnos desde dónde estamos viviendo el placer.

5. En un encuentro sexual, ¿de quién es la responsabilidad de que yo tenga orgasmos?

Es propia. Obviamente estar en un encuentro sexual con una, dos o más personas es estar en relación con otros mundos y otras ideas, pero si tú te enfocas en el placer del otro o de la otra, te vas a perder mucho de tus sensaciones, y algo importantísimo en los encuentros sexuales y en el disfrutar, es sentir y enfocarte en tu cuerpo. Creo que la responsabilidad de generarnos orgasmos es de nosotras mismas, pero sin dejar atrás el hecho de que estás compartiendo espacio con otras personas.

(No se trata de ser envidiosa), sino de saber que estás con otra persona y escuchar sus necesidades, pero siempre sentir tu cuerpo, porque así vas a generar orgasmos y el placer es responsabilidad de una misma.

4. Si nunca he tenido un orgasmo, ¿estoy haciendo algo mal?

No estás haciendo algo mal. Hay mucha carga en las mujeres en relación con su sexualidad, y esto puede influir en porqué no pueden tener orgasmos. Si estás intentando y tu intención es tener orgasmos y crees o notas que no lo has tenido, no estás haciendo algo mal (pero probablemente) tienes un tema que a lo mejor no ha sido muy explorado.

Es necesario buscar personas que te puedan orientar y sensibilizar en el tema de la sexualidad. Muchas veces el tema de no generar orgasmos tiene que ver mucho con nuestra mente y con lo que estamos pensando. (No tener orgasmos) es muy común, y existen muchas personas que te pueden ayudar en tu camino para poder generar lo que estás buscando.

3. ¿La eyaculación es lo mismo que tener un orgasmo?

No. La eyaculación y el orgasmo, tanto en las mujeres como en los hombres, son dos cosas distintas. Muchas veces viene de la mano, pero no es lo mismo. La eyaculación puede venir en cualquier parte de nuestra respuesta sexual, y se puede definir como la expulsión de un líquido que sale o de nuestras glándulas parauretrales o de nuestro meato urinario.

No sientes más o menos placer por eyacular. Puedes tener orgasmos sin eyacular, al igual que puedes tener eyaculaciones sin tener orgasmos, hay veces que puedes tener las dos, a veces solo puedes tener uno. Gracias al porno podemos creer que necesitamos expulsar mucho líquido para sentir la eyaculación, pero a veces puede ser un líquido más blanquecino y más espeso, que a veces no se llega a percibir entre la lubricación normal.

2. ¿Existe una edad hasta la que se pueden tener orgasmos?

No. Las personas en la vejez que tengan vulva y clítoris pueden experimentar los orgasmos que ellas quieran. Es muy importante seguir visibilizando el hecho de que las personas añosas también tienen encuentros eróticos y también son personas sexuales, muchas veces asociamos el ser una persona sexual con la juventud y cuando una persona mayor habla sobre su sexualidad (pensamos) que no está bien, pero no, no hay edad para tener orgasmos.

1. Si quiero explorar mi sexualidad y tener orgasmos, ¿por dónde empezar?

Lo más importante es tener en mente y tener muy presente que te mereces sentir placer, y realmente estar convencida de que está bien que sientas rico. Después, recomendaría empezar a empaparte de contenido sexual positivo y placentero, que no sea algo que te siga cargando con miedos y tabúes. También puedes utilizar un juguete sexual o tus propias manos para empezar a explorar tu vulva, porque muchas mujeres no la conocen, sí ven sus codos y ven sus rodillas, pero nunca han visto su vulva. Hay que seguir explorando, tu clítoris es como tu mejor amiga forever.


Compartir