La OMS planea realizar estudios adicionales sobre los orígenes del covid-19 e insta a los países a «despolitizar» la investigación

Compartir

RT

NACIONES UNIDAS.- «La búsqueda de los orígenes del SARS-CoV-2 no es ni debe ser un ejercicio de atribución de culpa, acusaciones o adjudicación de puntos políticos», declaró el organismo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió este jueves un comunicado sobre el avance de la próxima fase de estudios para encontrar los orígenes del coronavirus y pidió a todos los Gobiernos que «despoliticen la situación y cooperen para acelerar» las investigaciones en ese ámbito.

En el marco de la próxima fase de estudios el organismo tiene previsto estudiar «más a fondo» los datos brutos de los primeros casos y los sueros de los primeros casos potenciales en 2019. La OMS subrayó la importancia de tener acceso a estos datos y aseveró que esto «no debería ser politizado de ninguna forma».

«La OMS reitera que la búsqueda de los orígenes del SARS-CoV-2 no es ni debe ser un ejercicio de atribución de culpa, acusaciones o adjudicación de puntos políticos», declaró la organización, agregando que «es de vital importancia saber cómo comenzó la pandemia de covid-19 para sentar un ejemplo para establecer los orígenes de todos los futuros eventos de propagación animal-humano».

Asimismo, se subraya que, al revisar el informe del estudio de la primera fase, presentado a finales de marzo, el organismo determinó que «no hay evidencia científica suficiente para descartar ninguna de las hipótesis» de cómo se originó el coronavirus. «Específicamente, para abordar la ‘hipótesis de la fuga del laboratorio’ es importante tener acceso a todos los datos y considerar las mejores prácticas científicas y observar los mecanismos que la OMS ya tiene implementados», se precisa.

«Pedimos a todos los Gobiernos que dejen de lado las diferencias y trabajen juntos para proporcionar todos los datos y el acceso necesarios para que la próxima serie de estudios pueda comenzar lo antes posible», instó la OMS.

A mediados de julio, el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, propuso llevar a cabo una segunda fase de estudios sobre los orígenes del coronavirus que incluya auditorías de laboratorios y mercados en Wuhan, y volvió a pedir transparencia a las autoridades chinas.

Por su parte, Pekín aseveró que esta propuesta de la OMS, en su versión actual, está comprometida por la manipulación política y no respeta los criterios de la ciencia. Según China, el plan de la organización de centrarse en la presunta fuga desde un laboratorio como posible causa de la aparición de la pandemia es una falta de respeto al sentido común y una muestra de arrogancia frente a la ciencia.

* El estudio de la OMS presentado en marzo contempla la transmisión desde murciélagos a otro animal y, posteriormente, a los humanos como el escenario más probable del inicio de la pandemia. Por otro lado, los expertos concluyeron que es «extremadamente improbable» que el SARS-CoV-2 se originara en un laboratorio


Compartir