Diego Ancalao, el primer mapuche que es elegido como candidato a presidente en Chile

Compartir

RT

SANTIAGO DE CHILE.-El lunes vence el plazo para registrar a los aspirantes que competirán en las elecciones generales de noviembre.

El intelectual Diego Ancalao se convirtió este viernes en el primer mapuche en ser postulado como candidato a presidente en Chile, luego de ganar la elección interna que realizó la Lista del Pueblo, la nueva fuerza política progresista emanada del estallido social de 2019.

«Por un mapuche presidente», es el lema de este licenciado en Educación que compitió por la candidatura contra la también indígena mapuche Ingrid Conejeros y la activista ambiental María Soledad Mella.

La Lista del Pueblo anunció este viernes que Ancalao, de 40 años, ganó la mayoría de patrocinios (firmas) de la consulta ciudadana que abrió la semana pasada a través del Servicio Electoral y que culminó ayer.

«Pueblos de Chile: El precandidato ganador es Diego Alexis Ancalao Gavilán, que vivió parte de su niñez en el Sename, hijo de campesino y weichafe (guerrero) mapuche del loft Ancalao», señaló en un comunicado en el que advirtió que ahora la misión es apoyar su lucha y la campaña que comienza hoy «para ser el primer presidente mapuche de Chile».

También agradeció a las dos precandidatas que participaron en la interna «por su humildad demostrada, al comprometer su participación en esta consulta de los pueblos». «A estas grandes mujeres luchadoras, las invitamos a ser parte de este proyecto colectivo, independiente, de los pueblos y poblaciones», agregó.

La candidatura de Ancalao, que todavía necesita obtener 4.000 firmas más para poder registrarse formalmente ante el Servicio Electoral, se inscribe en los cambios radicales que comenzó a tener el país a fines de 2019 con las protestas masivas que pusieron en jaque al Gobierno de Sebastián Piñera y que desembocaron en un plebiscito y en la elección de una inédita Convención Constituyente que ya está redactando una nueva Carta Magna.

Avances

Uno de las principales resultados de la transformación que hay en Chile es el protagonismo inédito que están adquiriendo los pueblos originarios del país sudamericano, y que históricamente habían sido relegados.

El mes pasado, por ejemplo, la intelectual mapuche Elisa Loncón fue elegida como presidenta de la Convención Constituyente en la que también participan los 17 representantes de los pueblos originarios a los que se les reservaron escaños.

Ahora Ancalao se suma a esa visibilidad con una candidatura a través de la cual seguirá luchando para defender y reforzar el carácter plurinacional del país.

«Nuestro objetivo es levantar por primera vez un puente que una al Chile mestizo con los pueblos originarios, para que el debate, por primera vez en la historia, sea un debate plurinacional donde los del Chile profundo, el Chile mestizo, el Chile olvidado que representamos nosotros en La Lista del Pueblo, enfrente a esos grupos de poder que han fabricado la desigualdad», dijo después de que se oficializara su candidatura.

Agregó que se presentará «de igual a igual» en el debate presidencial para demostrar que, contrario a las acusaciones que suelen recibir, los pueblos originarios sí participan en la democracia y en la resolución pacífica de los conflictos.

¿Quién es?

Ancalao nació en 1980 en Purén, en región de La Araucanía, y estudió en la Universidad de La Frontera, en Temuco, en donde comenzó su activismo como convertirse en vicepresidente de la Federación de Estudiantes.

A lo largo de su carrera profesional ha mantenido su compromiso con los pueblos originarios, ya sea como presidente de la Fundación Instituto Liderazgo y Desarrollo Indígena, miembro de la Red Mundial de Negocios Indígenas y embajador del Foro Mundial Económico Indígena que se realizó en 2018 en Nueva Zelanda.

Es autor de los libros «Mapuche: Hijo de dos naciones», que es autobiográfico, y «Otra vez hoy. La tierra se levanta, Hacía un Mundo del Kume Monguen – Buen vivir», en el que propone un modelo de desarrollo basado en la cosmovisión indígena, además de que colabora como columnista de múltiples medios chilenos.

En 2009 se postuló por primera vez a un cargo de elección popular, ya que se registró como candidato independiente a diputado, pero perdió. Lo mismo ocurrió en 2013 y en 2017, cuando contendió al Senado.

Ahora, directamente buscará ser presidente, pero antes debe conseguir las 4.000 firmas que le faltan para poder inscribirse en el Servicio Electoral. Y el plazo vence el lunes.


Compartir