Analizan gobiernos situación migratoria en América (+Foto)

Compartir

PRENSA LATINA

PANAMÁ.-Articular hoy acciones coordinadas que favorezcan una adecuada y oportuna gestión de la ola migratoria sur-norte fue la propuesta de la canciller de Panamá, Erika Mouynes, quien intervino en el primer Conversatorio Regional Migratorio.

El encuentro semipresencial, clausurado este miércoles, lo convocó la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional de Honduras y reunió a altas personalidades de Belice, Panamá, México, Costa Rica, Guatemala y el país anfitrión, con el objetivo de impulsar mecanismos, acciones y alianzas conjuntas, según reportes oficiales.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá aseveró en una nota que Mouynes explicó que al conocido flujo desde el Triángulo Norte (Honduras-El Salvador-Guatemala) se unió la avalancha que avanza desde Suramérica a través de Centroamérica y México para alcanzar la frontera de Estados Unidos y Canadá.

‘La migración controlada exige de políticas migratorias y de visados que limiten, no que incentiven, las corrientes irregulares, y de información previa establecida como parte de la cooperación que entre socios nos debemos brindar, justamente para cumplir con los objetivos de un trato humanitario y paso seguro’, argumentó.

Como nación de tránsito, los costos que representan estos irregulares superan nuestra capacidad y preocupación por un asunto que implica aspectos humanitarios y la seguridad de los migrantes, pero también de nuestros países y connacionales, precisó.

La titular istmeña se integró al segmento ‘Conversatorio Centroamérica y de México, una región de tránsito’, sobre cuya sesión la cancillería hondureña emitió una nota oficial, en la cual informó la participación de los titulares de Exteriores Eamon Harrison, de Belice, y el anfitrión Lisandro Rosales.

También estuvieron los vicecancilleres Maximiliano Reyes, de México; Christian Guillermet, de Costa Rica y Eduardo Hernández, de Guatemala, quienes expusieron las posiciones de sus respectivos gobiernos en la actual crisis migratoria regional.

‘El mundo pasa por una circunstancia en extremo complicada que ha generado secuelas con un fuerte impacto en la vida de todos, la salud está en riesgo, la economía en precario y apenas hemos iniciado un proceso de recuperación que requiere readaptación bajo condiciones muy especiales’, enfatizó Rosales.

‘Una de estas secuelas es la migración o movilización de personas cuya razón principal es el factor económico, debido a que la pandemia de Covid-19 deterioró la economía e incrementó el flujo de personas, desde o en tránsito por nuestros países, en busca del denominado sueño americano en Estados Unidos’, explicó.

npg/orm


Compartir