VÍDEOS/ Todo lo que se sabe sobre los atentados en Kabul atribuidos al Estado Islámico, que dejaron decenas de muertos y cientos de heridos

Compartir

RT

MOSCÚ.-El presidente de EE.UU., Joe Biden, declaró que su país «no perdonará» a los autores de los ataques, perpetrados este jueves en la capital de Afganistán, y prometió que «los cazará y les hará pagar».

Una serie de explosiones se produjo este jueves en la capital afgana, provocando la muerte de decenas de personas, mientras continúan las operaciones de evacuación del país, tras la toma del poder por los talibanes*.

Al menos dos explosiones se produjeron la tarde del 26 de agosto cerca del Aeropuerto Internacional de Kabul: una tuvo lugar frente a Abbey Gate, una de las puertas de acceso a las instalaciones y otra en el hotel Baron o cerca de él, que se encuentra a poca distancia. Las detonaciones fueron seguidas de un tiroteo.

Kenneth McKenzie Jr., jefe del Mando Central de EE.UU. (CENTCOM) afirmó que el ataque fue realizado por dos terroristas suicidas considerados miembros del Estado Islámico. La organización terrorista se ha atribuido el atentado perpetrado a la entrada del aeropuerto.

El número total de víctimas aún no se ha confirmado. De acuerdo a los datos de las autoridades sanitarias afganas, el ataque le costó la vida al menos a 60 personas, recoge Reuters. La CBS informó, citando a un funcionario afgano, sobre 90 fallecidos. Según afirmó a RIA Novosti una fuente del Ministerio de Sanidad afgano, más de 1.300 personas resultaron heridas en los atentados de Kabul.

Mientras, un funcionario talibán dijo que al menos 13 civiles, incluidos niños, fallecieron y 52 resultaron heridos. El Pentágono comunicó que 13 efectivos estadounidenses resultaron muertos y 15 heridos.

«Vi cuerpos y partes de cuerpos volando en el aire como si un tornado soplara bolsas de plástico. Vi cuerpos, partes de cuerpos de ancianos y hombres, mujeres y niños heridos esparcidos», dijo a Reuters un afgano que había tratado de llegar al aeropuerto.

Horas después, Murad Gazdiev, corresponsal de RT en Afganistán, informó de una nueva explosión en Kabul. En un mensaje a través de Twitter, el reportero señaló que aparentemente el sonido provino de una zona en dirección al aeropuerto. Sin embargo, no se atreve a confirmar que fuese allí donde se produjo la explosión, ya que ese lugar se encuentra a unos 7 kilómetros de distancia.

Entre tanto, el canal Al Arabiya ha informado que se trató en realidad de dos explosiones, detectadas en la última media hora. «Escuchamos solo una», escribió al respecto Gazdiev.

Mientras, un gran estallido, que se escuchó a última hora de este jueves en una zona a 3 o 4 kilómetros del aeropuerto, fue realizado por el Ejército estadounidense, que destruyó municiones, comunicó el portavoz del movimiento talibán, Zabihullah Mujahid.

Disparos al aire mientras despegaba un avión italiano

Unos minutos antes de la primera explosión, se produjeron disparos al aire, mientas un avión de transporte militar de Italia despegaba del aeropuerto de Kabul, según fuentes de seguridad italianas, citadas por Reuters, que detallaron que la aeronave no sufrió daños. Un periodista italiano que iba a bordo contó a Sky 24 TG que el avión evacuó a 100 civiles afganos.

Según detalló una fuente del Gobierno, las fuerzas afganas no dispararon contra el avión del país europeo, sino realizaron disparos al aire para dispersar a la multitud cerca del aeropuerto.

«Esperamos que estos ataques continúen»

El jefe del Mando Central de EE.UU. señaló que a pesar de los atentados las evacuaciones continúan, agregando que se estima que unos 1.000 ciudadanos estadounidenses siguen en el país. Sin embargo, varios países occidentales dijeron que el transporte aéreo masivo de civiles estaba llegando a su fin, lo que probablemente dejaría sin salida a decenas de miles de afganos que trabajaron para Occidente durante dos décadas de guerra.

McKenzie apuntó que Washington esperaba un ataque en el aeropuerto de Kabul «en algún momento» y a primera hora del jueves pidió a los afganos que evitaran la zona debido a las «amenazas creíbles». «La prioridad es evitar nuevos atentados», dijo, y lamentó que una «brecha» haya permitido al primer terrorista acercarse mucho a los soldados estadounidenses que estaban a punto de registrarlo cuando detonó su bomba.

«Esperamos que estos ataques continúen», señaló e informó que EE.UU. pidió a los comandantes talibanes que tomen medidas de seguridad adicionales para evitar otro atentado suicida en el perímetro del aeropuerto de la capital de Afganistán. Al mismo tiempo, subrayó que no hay indicios de que los talibanes permitieran que ocurrieran los ataques de este jueves.

«Los cazará y les hará pagar»

Por su parte, el presidente de EE.UU., Joe Biden, declaró que su país «no perdonará» a los autores de los atentados, perpetrados este jueves en Kabul, y prometió que «los cazará y les hará pagar».

En ese contexto, el mandatario dijo que ordenó preparar ataques contra líderes y objetivos del Estado Islámico. Además, prometió aprobar un aumento del contingente militar de su país en Afganistán si es necesario.

Afirmó que asumía la responsabilidad de lo sucedido en Afganistán.»Soy responsable fundamentalmente de todo lo que ha ocurrido últimamente», dijo tras ser preguntado sobre si tenía alguna responsabilidad por la forma en que se ha desarrollado la evacuación.

* El movimiento talibán, designado como «organización terrorista» por el Consejo de Seguridad de la ONU, está declarado como grupo terrorista y prohibido en Rusia.


Compartir