Pese a recibir más de RD$20,000 millones del Estado los partidos siguen buscando el “patrocinio” del narco

Compartir

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO- Los partidos políticos dominicanos ya han acumulado la astronómica cifra de RD$20 mil 643 millones durante los últimos 23 años (1998-2021), como parte de la contribución económica que legalmente les otorga el Estado, según un reporte periodístico divulgado este lunes.

El 2020 fue el año en que más recursos se erogaron, RD$4,013 millones 903 mil, debido a la suspensión de las elecciones municipales de febrero.

A partir del año curso, esos fondos serán fiscalizados por una dirección especializada de la Junta Central Electoral (JCE), la que por mandato de la Ley 33-18 de Partidos Políticos, supervisará las donaciones privadas que reciban los partidos y sus candidatos.

La Fundación Internacional para los Sistemas Electorales (IFES) considera que el país está en un buen momento para hacer una reforma en materia de financiamiento de partidos políticos.

Basa su apreciación en que este año no es electoral y los partidos se encuentran en un proceso de reconstrucción de cara a las próximas contiendas.

En ese sentido ha recomendado establecer mecanismos rígidos para el control de los recursos, con la finalidad de evitar el ingreso de dinero proveniente del narcotráfico.

Agrega que también se debe controlar la recepción de recursos provenientes de la delincuencia organizada “y otras fuentes ilícitas”, así como para disminuir la corrupción política.

De su lado, la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS) recordó haber alertado que la denominada “Operación Falcón”, que lleva a cabo el Ministerio Público, “refleja la urgencia de prestar atención al sistema dominicano de partidos políticos”.

“Cuando la ciudadanía percibe que los partidos y agrupaciones políticas han promovido a personas que en lugar de representarlos con dignidad, son acusados de usar sus puestos y cargos para enriquecerse a costa del Estado”, indicó.

La insaciable hambre de dinero

Pese al subsidio estatal, constantemente se denuncia la recepción de fondos provenientes del narcotráfico y lavado de efectivo, lo que al parecer ha quedado evidenciado con la llamada Operación Falcón.

Durante los últimos años, se ha señalado que grandes jefes de carteles del narcotráfico han “aportado” recursos principalmente a los llamados partidos políticos mayoritarios (PRM, PLD, PRD y FP).

La historia no tan reciente de la “colaboración” del narcotráfico con a los partidos políticos demuestra que poco importe el historial delictivo del capo, para que le reciban incluso como candidatos.

Entre esos “contribuyentes” se citan a Quirino astillo (El Don), José Figueroa Agosto, Arturo del Tiempo, Ramón Antonio del Rosario Puente (Toño Leña) y José Arismendy Almonte Peña (Joselito.com) y Bienvenido Guevara Díaz (Maconi).

Aunque se consideraba insuficiente el esfuerzo de las autoridades, cada cierto tiempo surge un traficante de drogas que se destaca sobre los demás.

Es el caso de César Emilio Peralta (César el Abusador), al que se le atribuye haber revelado a las autoridades judiciales de Estados Unidos y Colombia donde guarda prisión, la entrega de decenas de millones de pesos a autoridades militares y policiales.

Mientras, Ramón Antonio del Rosario Puente (a) Toño Leña, desde años atrás ha sido señalado como colaborador de los partidos llegando incluso a “ganar” concursos para construir obras del Estado.

Fue arrestado en mayo del 2018 por las autoridades colombianas, estando en espera de extradición a los Estados Unidos por cargos de conspiración de tráfico de narcóticos.

José David Figueroa Agosto o Junior Cápsula, pese a “fugarse” de una cárcel federal de máxima seguridad de Puerto Rico, donde cumplía 200 años de prisión por narcotráfico.

Como “nadie sabía quién era”, llegó a recibir varios y distintos documentos de identidad, incluyendo uno del DNI y pase al Palacio Nacional, la Policía…

Figueroa Agosto era señalado como el manejador de una red de narcotráfico con conexiones en Colombia y Venezuela que trasegaba por aire cargamentos de drogas, especialmente cocaína, hasta la parte este de República Dominicana, desde donde luego era transportada a Puerto Rico en lanchas rápidas.

De su lado, Rolando Florián Féliz, quien el 15 de agosto de 2009, murió de siete disparos en la cárcel de Najayo, donde guardaba prisión tras ser detenido en 1994 con 953 kilos de cocaína.


Compartir