Senado de Chile rechaza un cuarto retiro anticipado de los fondos de pensiones: ¿y ahora qué?

Compartir

RT

SANTIAGO DE CHILE.- La iniciativa requería el respaldo de 25 legisladores y solo recibió 24 votos a favor. Sin embargo, no se cierra el proceso legislativo: el proyecto será revisado por una comisión mixta de ambas cámaras.

Por diferencia de un voto, el Senado de Chile rechazó este martes un proyecto de ley para un cuarto retiro del 10 % en los fondos de pensiones, una medida impulsada por la oposición para hacer frente a la crisis económica generada por la pandemia de coronavirus.

La iniciativa requería el apoyo de 3/5 del Senado, lo que equivale a 25 votos favorables. Sin embargo, solo obtuvo 24 respaldos, al tiempo que 15 parlamentarios votaron en contra y uno se abstuvo.

Así, el proyecto pasa ahora a una comisión mixta, integrada por diputados y senadores, que deberán zanjar sus diferencias para luego retomar el debate en cada una de las cámaras.

De ser finalmente aprobado, los chilenos podrán retirar, por cuarta vez desde que comenzó la crisis del covid-19, hasta 10 % de sus fondos individuales en las cuestionadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), sistema privado que rige en el país desde 1981, cuando lo implementó la dictadura de Augusto Pinochet (1979-1991).

En ese caso, unos 10 millones de chilenos podrían sacar de sus fondos una cantidad que oscilaría entre 1.289 y 5.650 dólares. La solicitud respectiva tendría que realizarse en un plazo máximo de dos años tras la publicación de la norma.

Además, el proyecto busca autorizar el retiro del 100 % de los fondos de AFP para quienes certifiquen enfermedades catastróficas o de alto costo.

Voces a favor y en contra

La medida fue impulsada por la candidata presidencial opositora Yasna Provoste, del frente Nuevo Pacto Social. Y si bien el presidente Sebastián Piñera se opone a la iniciativa, decidió aplicarle discusión inmediata.

Desde el oficialismo, sin embargo, hubo votos a favor, como los de Manuel José Ossandón y Marcela Sabat (Renovación Nacional). Según explicó la legisladora de la alianza Chile Vamos, es necesario dar «una respuesta a miles de chilenos que hoy día no han cubierto sus necesidad con las ayudas estatales».

La idea de los parlamentarios que empujan el proyecto es que se apruebe antes de las elecciones presidenciales del próximo 21 de noviembre, pero es poco probable que se alcance este objetivo.

Incluso muchos que votan a favor sostienen la necesidad de modificar el texto, a fin de moderar su impacto sobre la inflación y el mercado de renta fija.

Entre tanto, desde el gobierno conservador de Piñera plantean que, aun aplicando cualquier tipo de ajuste —sea gravar las rentas más altas, pagar en dos cuotas o reducir los montos—, solo se amortiguaría «marginalmente el deterioro financiero y previsional que produciría, afectando a todos los hogares, en mayor grado a los más pobres y de clase media», como sostuvo el ministro de Trabajo y Previsión Social, Patricio Melero.

Y agregó que, incluso negociando y acordando cambios, los parlamentarios «están lejos de convertirlo en un buen proyecto y de justificar su aprobación».


Compartir