EUA registra la semana con más tráfico aéreo desde el inicio de la pandemia

Compartir

EFE

WASHINGTON.- La TSA informó de que desde el pasado jueves y hasta ayer se han superado cada día los dos millones de pasajeros en los aeropuertos estadounidenses, algo que no ocurría desde antes de la pandemia.

Estados Unidos registró entre el jueves de la semana pasada y ayer la semana de mayor tráfico aéreo desde que se declaró la pandemia de covid-19 en marzo del año pasado, informó hoy la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés).

Este jueves se celebra en EE.UU. Acción de Gracias, una jornada festiva y familiar en que muchas personas tienen hasta cuatro días de libranza en el trabajo (de jueves a domingo) y que históricamente se ha correspondido con el período de más desplazamientos en el país.

La TSA informó de que desde el pasado jueves y hasta ayer se han superado cada día los dos millones de pasajeros en los aeropuertos estadounidenses, algo que no ocurría desde antes de la pandemia.

Ayer, justo un día antes de Acción de Gracias, 2,31 millones de personas pasaron por los controles de seguridad de los aeropuertos del país, una cifra que representa el 88 % del tráfico aéreo registrado en la misma jornada de 2019.

Según la TSA, el día en que se espera el mayor flujo de pasajeros es el próximo domingo, cuando alrededor de 2,4 millones de personas tomarán un avión para regresar a sus casas después de pasar las fiestas con la familia o amigos.

El repunte del tráfico aéreo tiene lugar en un momento particularmente delicado para las aerolíneas, que llevan meses acumulando retrasos y vuelos cancelados por la falta de personal para sus operaciones, tanto de pilotos como de azafatas y puestos de tierra.

La falta de personal se debe a varios factores, entre ellos el contexto general de infraoferta de trabajadores en el mercado laboral estadounidense, el miedo de algunos empleados a regresar al trabajo por la pandemia, los despidos forzosos o sanciones para quienes se niegan a vacunarse y el desajuste entre oferta y demanda tras más de un año en que el tráfico aéreo estuvo bajo mínimos.


Compartir