India vacunará sus niñas contra el cáncer de cuello de útero

Compartir

PRENSA LATINA

NUEVA DELHI.- El gobierno de la India anunció hoy que pondrá en marcha la vacunación contra el cáncer de cuello de útero de las niñas entre nueve y 14 años de edad, a través de las escuelas.

La decisión llegó en un momento crítico, pues un estudio publicado recientemente en la revista científica The Lancet reveló que India es el país asiático con mayor incidencia de cáncer de este tipo, seguido de China.

Más del 58 por ciento de todos los casos y muertes por cáncer de cuello de útero del mundo se estimaron en Asia, con India representando el 21 por ciento de las mujeres enfermas y el 23 por ciento de las muertes, seguida de China (18 y 17, respectivamente).

El cáncer cervicouterino es prevenible y tratable y es causado por la infección con el virus del papiloma humano (VPH).

Con más de 600 mil mujeres diagnosticadas de cáncer de cuello de útero en todo el mundo en 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció varias directrices que los países deben seguir para eliminar esta afección como problema de salud pública.

Según el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, la OMS especificó que los países deben alcanzar y mantener una tasa de incidencia inferior a cuatro nuevos casos de cáncer de cuello de útero al año por cada 100 mil mujeres.

Para alcanzar ese objetivo, es necesario que el 90 por ciento de las niñas estén totalmente vacunadas contra el VPH antes de los 15 años.

La intención del gobierno es de introducir la vacuna contra el VPH en el Programa de Inmunización Universal y es una medida bien recibida.

Para luchar contra este flagelo, se espera que India ponga en marcha la vacuna Cervavac, de desarrollo propio, a mediados de 2023.

Dicho producto recibió la aprobación del Controlador General de Medicamentos de India y fue autorizado por el Grupo Nacional de Asesoramiento Técnico para la Inmunización para su uso en el programa de vacunación universal.

La aplicación del fármaco se realizará principalmente en los centros educativos, pero el gobierno aclaró que se llegará a las niñas que no asisten a la escuela, a través de equipos móviles y de extensión comunitaria.

Junto con la vacunación, deben llevarse a cabo programas de cribado para detectar los primeros signos de la enfermedad y dar tiempo al tratamiento.

rgh/abm


Compartir