Inflación supera augurios de gobierno en Uruguay

Compartir

PRENSA LATINA

MONTEVIDEO.- Los pronósticos auguran un crecimiento macroeconómico de la economía uruguaya, pero los objetivos gubernamentales de rebajar la inflación quedaron cortos, según datos conocidos hoy aquí.

El Índice de Precios al Consumidor volvió a descender por segundo mes consecutivo, aunque en cota mínima (0,26), según reporte del Instituto Nacional de Estadísticas.

Tal dato pone la inflación del año en 8,29 por ciento, algo por encima del anterior que registró 7,96 en datos porcentuales.

Ello supera los cálculos y anuncios gubernamentales que situaban ese rango entre el tres y seis por ciento.

Alimentos, bebidas no alcohólicas, restaurantes, servicios de alojamiento y salud marcaron la pauta en la subida de gastos poblacionales.

Durante el año último el Producto Interno Bruto mostró un primer semestre de expansión y otro seguido de estancamiento, aunque a fin de año se reporta récord de exportaciones.

Desde la oposición política y movimientos sociales las críticas apuntan a desmejoramiento de la situación de sectores necesitados.

Los datos consultados muestran un nivel de desempleo del ocho por ciento.

En el período la puja del gobierno contra la perdida de salario fue dura, y la estimación de la pobreza alcanzó en el primer semestre al 10,7 por ciento, incluso mayor a los momentos más restrictivos de la pandemia por la Covid-19.

No obstante, los exportadores uruguayos ingresaron más por el valor de sus ventas.

Según la central única sindical PIT-CNT ello no «derramó» recursos sobre las poblaciones más desfavorecidas, cuando se reconoce aquí por instituciones oficiales y no gubernamentales incremento de personas en situación de calle y otras de pobreza extrema.

jf/ool


Compartir