La Policía de Perú detiene a Pedro Castillo

Compartir

RT

LIMA.- La medida ocurrió luego de dar un mensaje a la nación en el que anunció la disolución del Congreso; aunque minutos más tarde, el Parlamento lo destituyó.

Pedro Castillo fue detenido por la Policía de Perú la tarde de este miércoles, en Lima, luego de ser destituido por el Congreso y tras su intento de disolver el Parlamento.

Castillo había abandonado el Palacio de Gobierno junto a su familia y a Aníbal Torres, quien recientemente fue nombrado asesor de la Presidencia del Consejo de Ministros.

Su detención ocurrió cuando se desplazaba por la avenida Wilson, en el centro de Lima. En videos que circulan en las redes sociales se observa que fue interceptado cuando permanecía en el interior de un auto gris. Varios vehículos policiales cerraron el paso al automóvil y agentes de Seguridad del Estado procedieron a detenerlo.

El exmandatario se encontraba en las instalaciones de la Séptima Región Policial Lima de la avenida España, de la capital peruana, reseñó La República.

El procurador general del Estado, Daniel Soria, ha presentado una denuncia penal ante la Fiscalía de la Nación contra Castillo por la presunta comisión de los delitos de «sedición, abuso de autoridad y grave perturbación de la tranquilidad pública».

Asimismo, la Junta de Fiscales Supremos, el órgano de gobierno de mayor jerarquía del Ministerio Público de Perú, condenó el quebrantamiento del orden constitucional y anunció la adopción de las «acciones legales correspondientes».

Justamente a la prefectura donde se encuentra Castillo llegó la fiscal general de la Nación, Patricia Benavides.

También acudió la fiscal Marita Barreto, quien es la coordinadora del Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder (EEFCCOP).

La tensión política

Al mediodía de este miércoles, Castillo emitió un mensaje a la nación en el que anunció el establecimiento de un Gobierno de excepción, que incluía disolver temporalmente el Congreso, convocar a elecciones para elegir a un nuevo Parlamento, toque de queda a nivel nacional, entre otras medidas.

El anuncio fue rechazado por miembros de su gabinete, por el Tribunal Constitucional, el Poder Judicial, la Fiscalía General de la Nación, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

El mensaje lo brindó poco antes de que el Parlamento debatiera una moción de vacancia en su contra por «incapacidad moral».

Sin embargo, su anuncio no impidió que el Congreso convocara a una sesión y llevara a cabo la votación para la vacancia, aprobando la destitución de Castillo con 101 votos.

Con esa decisión del Parlamento, la vicepresidenta de la República, Dina Boluarte, quedará al frente del Ejecutivo.

Castillo estuvo en la Presidencia de Perú poco más de 16 meses. En ese tiempo enfrentó tres mociones de vacancia en el Congreso; la primera fue desestimada en diciembre de 2021, la segunda fue rechazada en marzo pasado y la reciente que terminó con su destitución.

En su mensaje a la nación, el ahora exmandatario dijo que desde el 29 de julio de 2021, cuando asumió el cargo, la «única agenda del Congreso» fue «la vacancia presidencial, la suspensión, la acusación constitucional o la renuncia a cualquier precio».

 


Compartir