Lo que se sabe del brote de gripe aviar en Ecuador que deja más de 300.000 aves contagiadas

Compartir

RT

ECUADOR.- Agrocalidad informó que «no afecta en ninguna forma a las personas que consumen huevos y carne de pollo».

Las autoridades de Ecuador calculan que más de 300.000 aves se han contagiado con influenza aviar en el país suramericano.

«Calculamos que van a ser un poco más de 300.000 aves», comentó el director de la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad), Patricio Almeida, durante una rueda de prensa el lunes.

El brote fue identificado a finales de noviembre en una granja de producción avícola en la provincia de Cotopaxi, al centro de Ecuador.

De inmediato, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través de Agrocalidad, activó un cerco epidemiológico para controlar la situación.

El 3 de diciembre, Agrocalidad informó que dieron de baja a 180.000 aves del predio afectado en Cotopaxi, bajo los protocolos de control del Plan Nacional de Contingencia de Influencia Aviar.

«El protocolo continuará pasados los 21 días desde la desinfección y limpieza, donde se procederá con la inducción de aves centinelas negativas a influenza aviar. El MAG y Agrocalidad realizarán un seguimiento continuo de las aves centinelas mediante la toma de muestras para descartar la presencia del virus», detalló la institución.

«El brote, que se detectó en una sola granja, está contenido», sostuvo Almeida en la conferencia de prensa el lunes.

¿Afecta a humanos?

El pasado 7 de diciembre, el ministro de Agricultura y Ganadería, Bernardo Manzano, informó que luego de analizar las muestras de aves contagiadas, el Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (INSPI) confirmó que el brote de influenza aviar corresponde al subtipo H5N1.

El ministro dejó claro que esta «no afecta la salud de humanos», por lo que invitó a la ciudadanía a «seguir consumiendo, con confianza, carne de pollo y huevos de calidad».

Agrocalidad también reafirmó que «la influenza aviar no afecta en ninguna forma a las personas que consumen huevos y carne de pollo».

El ministro indicó que para enfrentar el brote «se mantiene en vigencia una emergencia sanitaria por 90 días, hasta finales de febrero del 2023».

Señaló que mantienen «la vigilancia, monitoreo y muestreo en la zona del cerco epidemiológico», así como «el despliegue de técnicos en territorio a nivel nacional».

En concreto, son 850 técnicos distribuidos en todo el país suramericano para realizar los controles y muestreos para detectar la influenza aviar en granjas, humedales y traspatios, indicó el ministro.

«Tengan la seguridad que hemos tomado las acciones precisas para contener el brote», destacó.

Para evitar contagios en las especies endémicas de las Islas Galápagos, las autoridades han establecido medidas de seguridad específicas, como la prohibición de ingreso de algunos productos al archipiélago.

La alerta en Ecuador se generó luego de la declarada en Perú en noviembre. En el vecino país, las autoridades sanitarias han registrado la muerte de más de 22.000 aves marinas silvestres, principalmente pelícanos, por toda la costa.

¿Habrá desabastecimiento?

Almeida señaló que pese a la situación «no va a haber desabastecimiento», puesto que, según los cálculos oficiales, las aves muertas o sacrificadas significan el 0,15 % del total del país.

En Ecuador, de acuerdo con Agrocalidad, hay 1.810 granjas avícolas, que producen 500.000 toneladas de pollo y 3.000 millones de huevos al año.

Sin embargo, sí se ha registrado una reducción, de entre 15 y 20 %, del consumo de productos avícolas como pollo, huevos y pavo en los primeros días de diciembre, informó Diana Espín, directora ejecutiva de la Corporación Nacional de Avicultores del Ecuador (Conave).

«Esta caída en estas fechas no es normal, estamos en los meses de mayor consumo de esta proteína», comentó al respecto, indicando que eso se debe a la desinformación en las redes sociales, que ha generado temor en la ciudadanía.
Además, ha caído el precio. De acuerdo con Espín, el costo de la libra de pollo que se comercializa vivo ha sufrido una reducción de entre 12 y 22 %.

«Para el sector no ha sido un buen año», sostuvo la titular de Conave, al señalar diferentes situaciones que han enfrentado; además de la influenza aviar, se refirió a las protestas de junio pasado en el país y a la situación entre Rusia y Ucrania que, a su juicio, ha aumentado los precios de los insumos agrícolas.

 


Compartir