México destaca importancia de reunión con Canadá y EEUU

Compartir

PRENSA LATINA

CIUDAD DE MÉXICO.- La X Cumbre de América del Norte, que se realizará el 10 de enero en Palacio Nacional, es muy trascendente para México, Estados Unidos y Canadá, dijo hoy el canciller Marcelo Ebrard.

Al intervenir al respecto en la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario del exterior dio detalles del evento, el cual empezará el 9 con una reunión de los presidentes López Obrador y Joe Biden, después seguirá la cumbre con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y finalizará el 11 con otra bilateral entre este y el anfitrión.

La trilateral definirá las acciones a tomar en 2023 y 2024 para combatir la pobreza, aumentada por los efectos de la Covid-19 y la crisis económica y a esos efectos propondrán una Alianza para la Prosperidad de los Pueblos de las Américas mediante una distribución más igualitaria de los recursos.

En la reunión con Biden, aclaró el canciller, se verán acciones comerciales, migración, movilidad laboral, y nuevo concepto de relaciones bilaterales, que incluyen cultura, cambio climático, diálogo, Plan Sonora, entre otras.

La cumbre del día 10 se iniciará entre los tres líderes primero y luego con las comisiones para abordar seis asuntos: diversidad, equidad e inclusión, medio ambiente, competitividad, migración y desarrollo, salud, y seguridad.

En general, servirá también de base el tema de la integración regional con respeto a los principios de independencia y soberanía, y en la bilateral con Trudeau se va a conversar sobre pueblos indígenas, inversiones, trabajo conjunto y propuestas de México para ver en qué áreas colaborar.

López Obrador dio una amplia explicación sobre el ambicioso Plan Sonora, cuyo centro son la reconversión de la planta automovilística para la fabricación de vehículos eléctricos, con la idea de que ya no se produzcan más de combustibles fósiles.

También construcción de cinco plantas fotovoltaicas gigantes, la primera de esta ya en construcción, y la creación del Banco de Desarrollo de América del Norte para financiar proyectos sustentables de energía limpia.

Se aprovechará, dijo, todo el potencial energético de Sonora y sus 500 kilómetros de fronteras con el estado estadounidense de Arizona, que es el epicentro de fabricación de chips para automóviles y va a haber una relación muy estrecha, que incluye el uso del litio mexicano para baterías, con inversiones multimillonarias.

Se construirá un tendido eléctrico común para ambos estados a partir de energía limpia solar y el uso del litio que, como se sabe, agregó, México decidió que sea de la nación, aunque hay una reclamación sin futuro de una concesión que estaba en etapa de proyecto.

En la cumbre se precisará la forma en que el capital privado intervenga en el litio, pero solo empresas de los tres países del tratado.

También se explotará y desarrollará la industria del cobre en Sonora para los vehículos porque tiene importantes cantidades de ese mineral, todo acompañado de una estrategia logística de mejoramiento de aduanas y vías ferroviarias y autopistas, concluyó.

mgt/lma


Compartir